El gobierno se pliega, Washington y Berlí­n sojuzgan a España

Sí­, es cierto: ¡NO ES RESCATE, ES SAQUEO!

España no tendrá un gobierno de tecnócratas, pero como en Italia o en Grecia el golpe de Estado incruento, finalmente aceptado de forma sumisa y vergonzante por el gobierno, se ha consumado. Al plegarse a la descarada intervención de Washington y Berlí­n, el gobierno arroja la soberaní­a nacional por el sumidero: el rescate a la banca española es la antesala del rescate del paí­s. Y el 90% de la población vamos a pagar una factura muy cara si no damos una respuesta inmediata y contundente.

5
11 votos
09-06-2012
Han bastado apenas 48 horas para decidir la intervención de España. El pasado jueves, la sorpresiva conferencia de prensa de Obama en la Casa Blanca daba la orden terminante de proceder al rescate "cuanto antes". Al dí­a siguiente, fuentes alemanas filtraban a la agencia Reuters que el gobierno lo pedirí­a hoy. A las dos de la madrugada el FMI adelantaba dos dí­as el informe sobre el sistema financiero español. Y a las 7 de la tarde de hoy "a pesar de que sólo 2 horas antes sus ministros seguí­an negándolo", el gobierno solicitaba el rescate.
Han bastado apenas 48 horas para decidir la intervención de España. El pasado jueves, la sorpresiva conferencia de prensa de Obama en la Casa Blanca daba la orden terminante de proceder al rescate "cuanto antes". Al dí­a siguiente, fuentes alemanas filtraban a la agencia Reuters que el gobierno lo pedirí­a hoy. A las dos de la madrugada el FMI adelantaba dos dí­as el informe sobre el sistema financiero español. Y a las 7 de la tarde de hoy "a pesar de que sólo 2 horas antes sus ministros seguí­an negándolo", el gobierno solicitaba el rescate.

Los fondos europeos prestaran “hasta 100.000 millones de euros” al Estado español, el cual a su vez lo inyectará como capital en los bancos necesitados. El dinero del rescate bancario contará por tanto como deuda pública, y el pago de los intereses pasará a formar parte del déficit. Por muy “favorables” (como ha repetido hasta la saciedad el ministro) que sean las condiciones del préstamo, los nuevos intereses a pagar hacen del todo imposible que el gobierno cumpla con el objetivo de déficit pactado con Bruselas para este año. A no ser que esté dispuesto a hundir, e incendiar, literalmente el país con una nueva oleada brutal de recortes y ajustes. Se han creado así las condiciones para que el rescate total de España esté sobre la mesa en los próximos meses.

Que no nos vengan con cuentos ni mentiras. Ya conocemos sobradamente cómo la estrategia de recapitalizar los bancos a base de que los Estados pidan prestado a los fondos europeos ha resultado más que desastrosa en Irlanda y Grecia. Provocando una explosión de la deuda pública, haciendo que el Estado se volviera todavía más insolvente, mientras sus sistemas financieros nacionales se convertían en una autentica bomba de relojería a medida que más y más parte de la deuda pública está en sus manos.

Según el comunicado del Eurogrupo, la reforma y reestructuración del sistema financiero rescatado deberá atenerse estrictamente a las “normas comunitarias sobre las ayudas de Estado”. ¿Cuánto tardaremos en ver a un banco alemán como propietario de Caja Madrid?

Pero además, según el comunicado del Eurogrupo, con el rescate bancario Bruselas se arroga el derecho de revisar “estrecha y regularmente” los planes de ajuste del gobierno para cumplir con el objetivo de déficit y las reformas estructurales para “corregir los desequilibrios macroeconómicos”. Como colofón, Bruselas “invita” al FMI a “ejecutar el rescate y tener un papel de supervisión” sobre él.

A lo largo del día de hoy, la expresión más utilizada por miles de españoles en su mensajes en Twiter, es una consigna que nuestro partido lanzó hace ya meses: NoEsUnRescateEsUnSaqueo.  No les falta razón. A lo que hemos asistido hoy es al pistoletazo de salida hacia un saqueo sobre el 90% de la población que va a dejar pequeño todos los recortes y ajustes lo que hemos sufrido hasta ahora.

Ustedes, señores del gobierno, han firmado un rescate que no es sino un contrato de esclavitud con el FMI y Bruselas. Nosotros no lo aceptamos. Con su agresiva política de ataques e intervención contra España, Washington y Berlín han declarado una guerra abierta contra el pueblo español. Tomamos nota de ello. No son ustedes el primer poder imperial que ha querido convertir a nuestro país en un protectorado suyo. La historia, y la lucha de nuestro pueblo, los dejó en su sitio.

Ahora, más que nunca, es el momento de articular una gran respuesta unitaria y contundente contra este ataque inaudito. Y de hacerlo rápidamente, sin dilaciones. Hay que hacerles saber en la calle que no aceptamos ya esta nueva vuelta de tuerca en el saqueo. Llamamos a todas las organizaciones que se oponen al plan de rescate, a sindicatos, partidos, asociaciones ciudadanas, colectivos sociales, al 15-M, a todas las personas patrióticas y democráticas del país a organizar ya mismo la respuesta que merece un ataque de esta envergadura.