SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

El control sobre España debe ser fortalecido

Der Spiegel

0
0 votos
14-06-2012
http://www.spiegel.de/international/europe/europe-prepares-for-the-worst-despite-spain-bailout-a-838370.html http://www.spiegel.de/international/europe/europe-prepares-for-the-worst-despite-spain-bailout-a-838370.html

Los mercados asiáticos son algo así como el canario en la mina de carbón cuando se trata de prever cómo se desarrollará el día en los mercados financieros de Europa y estadounidenses. Y el martes, el canario estaba realmente mareado.

Después del optimismo generalizado de los inversores el lunes a raíz de las noticias del fin de semana que España recibirá hasta 100 mil millones de euros en ayuda de emergencia para sus tambaleantes bancos, el martes ha dado una vuelta al realismo. Los números negros de la bolsa de valores una vez más volvieron a los números rojos y las preocupaciones sobre la supervivencia de la zona euro han regresado a pesar del plan de rescate español.

El nerviosismo aparente no es sorprendente. Los electores griegos acuden a las urnas el domingo en una elección que muchos creen que podría determinar si el país permanecerá en la zona del euro o será forzado a salir. Potencialmente más ominoso, las cifras publicadas el lunes indican que la economía italiana se encuentra en un estado desastroso, después de haber disminuido en el primer trimestre más rápido que lo había hecho en tres años. Es el tercer trimestre consecutivo en que la economía italiana, la tercera más grande de la zona euro, se ha contraído. Muchos creen que es simplemente una cuestión de tiempo antes de que Italia tenga también que solicitar ayuda de emergencia de los fondos de rescate del euro.

Mientras tanto, a pesar del optimismo oficial de Madrid –e incluso del siempre tan adusto ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble– es dudoso que 100 mil millones sea suficiente para salvar a la industria bancaria de España y poner a la zona euro de nuevo en el camino hacia la recuperación. Por un lado, la historia reciente ha demostrado lo rápido que los bancos pueden tener problemas significativos si la situación económica empeora con rapidez.

Más control para España
Por otra parte, parece poco probable que el gobierno español lleve a cabo las importantes reformas necesarias para establecer una estabilidad duradera del sector bancario. Hasta ahora, el éxito ha sido esquivo. Durante demasiado tiempo, Madrid pintó un panorama de los bancos del país más optimista de lo justificado e hizo sólo a medias los esfuerzos de reforma. El primer ministro Mariano Rajoy ha sido demasiado lento en pedir ayuda del fondo de rescate del euro.

De hecho, ahora es imperativo que la troika –formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional– tome el control de los esfuerzos de reforma bancaria en España. A pesar del miedo de Rajoy a la influencia externa, el control sobre España debe ser fortalecido. Los expertos de la troika deben asegurarse que el dinero del rescate se usa con prudencia y que el sector bancario se hace más eficiente. Tal esfuerzo podría incluir el cierre de sucursales bancarias y pérdida de puestos de trabajo, una tarea que el gobierno quiere evitar a toda costa.

Incluso si los esfuerzos para estabilizar los bancos españoles tienen éxito, el país y la zona euro aún no están fuera de peligro. La crisis, después de todo, hace tiempo que se ha convertido en mucho más que una crisis bancaria, incluso en España.

Tanto las empresas como los consumidores están muy endeudados y ahora están tratando de pagar esa deuda - lo que reduce tanto el consumo como la inversión. Las duras medidas de austeridad que Madrid ha introducidas bajo la presión de sus socios de la zona euro sirven para magnificar la tendencia. El resultado es una economía estancada en recesión durante meses y una tasa de desempleo catastróficamente alta de cerca del 25 por ciento. Y subiendo.

Por otra parte, la producción industrial se encuentra en su nivel más bajo desde 1994. Una crisis tan profundamente arraigada no se puede resolver sólo con el bombeo de 100 mil millones a los bancos.

A corto plazo, la cuestión decisiva será si los inversores de los mercados financieros están dispuestos a prestar dinero a España a tasas de interés asequibles. Si el lunes es un indicador, hay un montón de espacio para la duda. En la mañana del lunes, con la euforia del anuncio de rescate del fin de semana todavía fresco, los rendimientos de los bonos a 10 años españoles se redujeron a un 6%. En el momento que la negociación del día llegó a su fin, sin embargo, las tasas se disparaban de nuevo hasta el 6,47%, una tasa que está alarmantemente cerca del 7%, ampliamente considerada como insostenible. España tiene planeadas dos subastas de bonos en el futuro cercano, una el 19 de junio y la segunda el 21 de junio.

La estrategia principal que se está llevando a cabo para impedir un mayor deterioro de la situación es la de la esperanza. Y es una estrategia que también se aplica al peligro de contagio. Grecia, Irlanda, Portugal, España: hasta ahora, los líderes europeos han sido incapaces de detener la cadena de fichas de dominó que caen. Chipre podría ser el próximo. Más inquietante, sin embargo, es que están aumentando los temores de que Italia pronto podría necesitar ayuda. No está claro si el fondo de rescate del euro sería lo suficientemente grande como para apuntalar a Roma, además de Madrid.

El lunes, el ministro italiano de Industria Corrado Passera insistió en que su país no es el candidato al próximo rescate. En los casos anteriores, estas declaraciones han demostrado ser un signo seguro de que lo opuesto es la verdad.

De hecho, es muy posible que la crisis del euro esté comenzando a descontrolarse. Y Europa no está preparada.