SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

La reforma financiera global necesita un impulso más audaz

Global Times

0
0 votos
22-06-2012
http://www.globaltimes.cn/content/716017.shtml http://www.globaltimes.cn/content/716017.shtml

En la cumbre del G-20 en Los Cabos, México, la atención se ha centrado en la crisis financiera y el fortalecimiento del cortafuegos del Fondo Monetario Internacional. Las discusiones se refieren todas al patrón financiero internacional. El orden financiero internacional representa el mecanismo de asignación de los intereses económicos al más alto nivel. Cualquier ajuste en el sistema puede cambiar la relación de intereses entre los países. Por ello, todos los países son muy cautelosos al respecto.

El sistema financiero mundial basado en el FMI y el Banco Mundial está actualmente dominado por EEUU y Europa. El control por parte de los países desarrollados, especialmente Estados Unidos, sobre las finanzas es cada vez más incongruente con su capacidad económica. Los nuevos países emergentes representados por los países BRIC están aumentando rápidamente en el campo de la economía real, pero reciben un injusto trato financiero, lo que es una de las causas de unas relaciones internacionales desequilibradas.

Es más difícil para los países emergentes ganar poder financiero que cuota de mercado. El poder financiero es, en esencia, poder político, y los países desarrollados como los EEUU se aferran a él y no están dispuestos a compartirlo fácilmente.

Los nuevos países emergentes deberían tener en cuenta que el poder financiero especial de EEUU está conformado por una serie de factores, incluyendo la fuerza nacional y la experiencia militar.

Desafiar el poder financiero de EEUU requiere pagar un determinado precio. Las promesas de más contribuciones para los fondos del FMI podrían ser considerado como un precio equivalente pagado por todos los países relevantes. Pero China también debe tener el coraje de hacer cosas de un mayor riesgo, tales como la internacionalización de su moneda, el yuan o reminbi.

La ampliación de la economía real y la escala del comercio es la base sobre la cual China puede aumentar su influencia financiera. También hay que apoyarse en la credibilidad política del país y el poder militar. El poder financiero es probablemente el eslabón más débil de China con respecto a su competitividad en otros sectores.

Otros países emergentes también se enfrentan a un dilema similar al que China se enfrenta. Que los países BRICS puedan intensificar la cooperación es fundamental para que puedan ganar más poder financiero.

Si los países BRICS pueden establecer un banco de los BRIC, como se ha propuesto, y llevar a cabo financiación internacional a través del banco, esto ejercerá presión sobre Occidente, e incluso le obligara a hacer concesiones.

Pero todavía hay un largo camino por recorrer para que los países BRICS puedan fortalecer la cooperación. China necesita ahora tener ambición y paciencia. EEUU se ha aprovechado del irracional orden financiero actual. Con la expansión de la economía china, si China no adopta el discurso  del poder económico, se enfrentará a mayores riesgos. En consecuencia, China debe trabajar con otros países para buscar la igualdad económica.

China es un recién llegado a la competencia económica mundial. Carece de experiencia en el uso de su superávit comercial y carece de los instrumentos financieros para cubrir riesgos.

La economía mundial no puede ser continuamente controlada por unos pocos países. Este es el tema central de la democracia global. No importa cuán duro sea el cambio que se produzca, necesitamos empujar para que ocurra.

¿Qué te ha parecido el artículo?