Rebelión en IU contra los recortes de la Junta de Andalucí­a

¿Seguro que no hay más remedio?

¿De verdad que "no hay más remedio" que aplicar recortes a los trabajadores? ¿Seguro que no hay margen para subir los impuestos a monopolios extranjeros o recortar los rescates a los bancos, en lugar de cargar el ajuste sobre los trabajadores?

5
3 votos
03-07-2012
A pesar de las presiones de la cúpula de IU "que comparte gobierno con el PSOE-, dos diputados de la coalición "entre ellos Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda y dirigente del Colectivo de Unidad de los Trabajadores- votaron en contra del draconiano plan de recortes aprobado por la Junta. En las puertas del parlamento andaluz, cientos de trabajadores públicos protestaban contra la rebaja de sus salarios. El coordinador general de IU justifica el voto afirmativo a los recortes afirmando que "no hay más remedio", y que "la derecho lo habrí­a hecho peor". ¿De verdad que "no hay más remedio? ¿Seguro que no hay margen para subir los impuestos a monopolios extranjeros o recortar los rescates a los bancos, en lugar de cargar el ajuste sobre los trabajadores?
Claro que hay otro camino. Pero hay que estar dispuesto a cuestionar los privilegios de bancos, monopolios y capital extranjero.
A pesar de las presiones de la cúpula de IU "que comparte gobierno con el PSOE-, dos diputados de la coalición "entre ellos Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda y dirigente del Colectivo de Unidad de los Trabajadores- votaron en contra del draconiano plan de recortes aprobado por la Junta. En las puertas del parlamento andaluz, cientos de trabajadores públicos protestaban contra la rebaja de sus salarios. El coordinador general de IU justifica el voto afirmativo a los recortes afirmando que "no hay más remedio", y que "la derecho lo habrí­a hecho peor". ¿De verdad que "no hay más remedio? ¿Seguro que no hay margen para subir los impuestos a monopolios extranjeros o recortar los rescates a los bancos, en lugar de cargar el ajuste sobre los trabajadores?

El plan de ajuste presentado por la Junta de Andalucía pretende “ahorrar” 2.700 millones de euros en los presupuestos del próximo año. 747 millones saldrán del bolsillo de los 260.00 trabajadores públicos, a los que se les aumentará la jornada laboral, reducirá el salario, y perderán complementos o la ayuda social.


Además, la Junta propone a los funcionarios reducir la jornada laboral entre un 40% y un 50%... pasando a cobrar un 40% menos de salario. Es decir, transformar trabajos a tiempo completo en empleos a tiempo parcial. Toda una “reforma laboral”, que se presenta como un “trágala” porque, en palabras de la consejera de Hacienda, “o ajustamos salarios o se despide a 24.000 trabajadores”.


Los recortes incluyen también un severo tijeretazo en sanidad, educación y gastos sociales.


No es extraño que todos los sindicatos, incluyendo a CCOO y UGT, se hayan posicionado en contra y anuncien movilizaciones.


¿Cómo es posible que IU apoye este plan de recortes?


El portavoz de IU en el parlamento andaluz afirma que “todos, sin excepción, estamos en contra de estas políticas”, y aseguró que las aceptan “por imperativo legal”. En la misma línea se pronunció el coordinador general de IU, Diego Valderas, que se vio obligado a enviar una carta a todos los militantes de IU, para frenar la rebelión de las organizaciones de base.


Se echa la culpa de todo al gobierno del PP, que acepta los recortes de Bruselas, y se presenta al gobierno andaluz como una víctima sin otra opción que acatar el ajuste.


No es verdad, y así lo han entendido las bases de IU que se niegan a aceptar los recortes. Sí hay otra alternativa. Sólo con aplazar cuatro años el pago del 70% de los intereses de la deuda pública andaluza se ahorrarían 6.240 millones, suficientes para crear 150.000 nuevos empleos. De acuerdo con los datos de la propia Consejería de Economía, el sistema bancario andaluz pagó en 2010 un mísero 18,1% de impuestos por sus millonarios beneficios, cuando la media de lo que pagan autónomos y pymes está en torno al 25%. ¿Por qué tiene que pagar más un autónomo que un banquero?


Claro que hay otro camino. Pero hay que estar dispuesto a cuestionar los privilegios de bancos, monopolios y capital extranjero.

¿Qué te ha parecido el artículo?