SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Bankia y el pozo séptico del sistema

El Confidencial

0
0 votos
07-07-2012
http://www.elconfidencial.com/opinion/notebook/2012/07/07/bankia-y-el-pozo-septico-del-sistema-9473/ http://www.elconfidencial.com/opinion/notebook/2012/07/07/bankia-y-el-pozo-septico-del-sistema-9473/

(...) El Gobierno ha cometido dos errores de bulto que se han comportado con un bisturí quirúrgico: el primero, gestionar sin pericia alguna la nacionalización de la entidad, defenestrando a Rodrigo Rato y permitiendo lo que hoy por hoy es una especulación (19.000 millones necesarios para recapitalizar Bankia); el segundo, bloquear la depuración de responsabilidades políticas en el Congreso, asumiendo que el entero sistema de Cajas de Ahorros, su supervisión –la del Banco de España y la prudencial de las Comunidades Autónomas-, requería un saneamiento ejemplarizante. Un partido con la impertinencia precoz de su etapa iniciática –Unión, Progreso y Democracia- se ha revuelto y ha abierto el portón penal mediante una querella criminal admitida a trámite por el Juzgado Central de Instrucción nº 4  de la Audiencia Nacional, a través de un auto de 49 páginas que linda más con una sentencia condenatoria que con el despacho de un trámite procesal preciso para la depuración posterior de responsabilidades. La resolución del magistrado Andreu es estremecedora –excesiva en sus afirmaciones especulativas y en determinadas expresiones coloquiales- pero constituye una pieza paradigmática de lo que está arraigado en la conciencia colectiva de la ciudadanía: el cincuenta por ciento del sistema financiero  español representado por las Cajas, con muy honrosas excepciones, ha sido el pozo séptico de un sistema político que ha ido degradándose de manera imparablemente progresiva.

Bankia no es Rodrigo Rato o José Luis Olivas; Bankia no es un proceso sumario al PP como muchos quisieran e intentan; Bankia no es una triste excepción de mala gestión –quién sabe si delictiva-; Bankia no es un caso aislado. El caso Bankia es la quintaesencia de la decadencia moral de una clase política que se ha negado tercamente a regenerarse. En el momento en que el Estado permitió que las Comunidades Autónomas dictasen leyes sobre sus Cajas, poniéndolas al servicio de los Ejecutivos de turno, el Banco de España quedó demediado y el sistema autonómico se convirtió en un régimen de taifas. En el territorio de las Cajas se produjo un pacto tácito pero operativo: gestores de conveniencia, consejos de administración y de control tan dóciles con aviesamente ignorantes, y una sistemática implantación en ellas de un muy rentable nepotismo y amiguismo en el que todos ganaban.

¿Qué te ha parecido el artículo?