La Audiencia Nacional admite la querella "15MpaRato". Entrevistamos a uno de sus impulsores.

"Ha de investigarse hasta el final para depurar todas las responsabilidades"

Un nuevo éxito. Tras la denuncia presentada por UPyD, la Audiencia Nacional ha admitido también la querella impulsada desde el 15M contra la cúpula de Bankia.

J. Cunyat
2 votos
10-07-2012
Se ha conseguido gracias al esfuerzo de mucha gente. Los sectores del 15M que han impulsado la querella, los miles de personas que han aportado dinero para financiarla, quienes la han apoyado de otra manera...
Con un gran apoyo popular la determinación de la plataforma es la de llegar hasta el final y sentar un precedente legal contra el saqueo de los bancos y la clase polí­tica.
Se ha conseguido gracias al esfuerzo de mucha gente. Los sectores del 15M que han impulsado la querella, los miles de personas que han aportado dinero para financiarla, quienes la han apoyado de otra manera...

¿Por qué surge la iniciativa 15MpaRato?

La crisis tiene unos responsables, con nombres y apellidos, y lo que queremos es ir a por ellos. Son quienes tienen la responsabilidad, pero también nuestro dinero. Si se trata de rescatar, que lo hagan con el dinero de todos, ese que se han llevado y que ya no está en España.

¿Os planteáis querellaros contra más altos cargos o responsables político?

No sabemos exactamente. Esto hay que hacerlo bien, no por venganza, sino por vivir mejor y en un país en el que haya justicia, democracia y dignidad. Los objetivos los establecemos en función de esto, de lo que sea mejor para restablecer la dignidad y la justicia. " La crisis tiene unos responsables, con nombres y apellidos, y lo que queremos es ir a por ellos"

En los hechos, ¿no hay una responsabilidad directa de la banca extranjera, que busca el objetivo de hacerse con una parte del sistema financiero español a precio de saldo?

Deloitte ha auditado la mayoría de bancos españoles, y es evidente que algo malo han hecho. Yo no soy abogada pero lo que está claro es que hay algo que no está bien cuando se audita Bankia y no se ve nada. Esto ha de investigarse hasta el final para depurar todas las responsabilidades, porque eso es lo que quiere la ciudadanía.

¿Cómo habéis articulado la querella?

La densidad de capitales de Bankia hace que se haga urgente su salida a bolsa, con una publicidad masiva en los medios y el correspondiente papeleo ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Se supone que fue un éxito, y Bankia coloca cientos de miles de millones en acciones.

Posteriormente, a parte de de buenos resultados generales, presenta 800 mil millones de euros en beneficios, pero a principios del 2012 Bankia inicia un proceso de ampliación de capital. Esta es la primera alarma porque se supone que había conseguido capital en el mercado. En marzo del 2012 se lleva a cabo una ampliación de capital de mil millones de euros, obligando después a los accionistas a firmar un contrato por el que recibirían el 75% de las acciones ahora y, si quieren otro 25%, tendrán que esperar sin vender ninguna acción hasta agosto del 2013.

Entonces estalla el escándalo y los accionistas piden las cuentas ante la CNMV. La Comisión dice que no las tiene y que no están auditadas, y Bankia insiste en que las ha enviado. En mayo el Gobierno nombra una nueva dirección y se les dice a los clientes que se ha nacionalizado la empresa. Esto no es posible, porque el 45% pertenece a las cajas de ahorros y éstas no son entidades privadas, sino públicas. Es como decir que se va a nacionalizar la calle. Además en nuestro ordenamiento jurídico no existen leyes para la nacionalización, sino para la expropiación o la intervención. Por otra parte el Estado es dueños de 4.400 millones en participaciones preferentes, a través del FROB.

¿Cuál es vuestro objetivo?

Los accionistas pueden emprender acciones legales para, como contempla la ley, sean castigados con multas o prisión aquellos gestores que hayan falsificado las cuentas para conseguir capitales. Lo que descubrimos entonces es la realidad: Bankia se enfrenta al vencimiento de 19 mil millones de deuda con la banca extranjera.

¿Por qué defendéis la intervención judicial inmediata de la entidad?

Los hechos son claros, las cuentas están presentadas en registros públicos. La bola se ha hecho tan grande que ahora pueden alegar que es una empresa en quiebra en la que existe un peligro sistémico. No se trata de una burbuja inmobiliaria sino bancaria. El índice de impago de hipotecas no ha llegado al 4% en los particulares, la deuda del Estado, si no contamos los 100 mil millones del rescate, no llega al 90%, estamos todavía a 10 puntos de la deuda alemana. La deuda española es de los bancos que son los principales deudores del extranjero.

Bankia tiene unos activos de 290 mil millones y unos depósitos de 190 mil millones. Solo el 50% de los clientes estarían cubiertos por el Fondo de Garantía. Es necesaria la intervención inmediata, y las autoridades judiciales tienen mucha más credibilidad para intervenir la entidad que el Gobierno.

Pero si hablamos de la responsabilidad del Gobierno hablamos de algo más que de falta de credibilidad...

Lo que está claro es que no se puede sacrificar a todo un país para salvar a un banco, porque cuando las cuentas estén saneadas nos encontraremos con una población empobrecida y el banco en manos privadas.

Pedimos responsabilidades a los gestores y la protección judicial de los accionistas. Hablamos de una burda manipulación de la documentación y del robo a minoristas de más de 3 mil millones de euros