SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Rescate alemán: la historia real de la crisis financiera europea

commndreams

5
4 votos
15-07-2012
https://www.commondreams.org/view/2012/05/28-7 https://www.commondreams.org/view/2012/05/28-7

Bankia, el cuarto banco más grande de España, solicitaba al gobierno 19.000 millones de euros de rescate la noche del viernes 25 de mayo. Cuatro bancos griegos – Alpha Bank, Banco del Pireo, Eurobank y Banco Nacional de Grecia–, también habían recibido conjuntamente 18.000 millones de euros de su gobierno la semana anterior.

El repentino crash económico en varios países del sur de Europa: Grecia, Italia, Portugal y España, así como Irlanda (en algún momento llamados PIIGS, un nombre bastante dudoso y peyorativo), es comúnmente atribuida a trabajadores perezosos, un sistema hinchado de seguridad social y préstamos imprudentes a gobiernos codiciosos. Esta es la razón por la que prestamistas como el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) están ahora pidiendo a estos gobiernos recortar el gasto social (las medidas de austeridad) y pagar tasas de interés cada vez más altas, a pesar de que sólo sirve para empeorar la situación.

"Por lo que se refiere a Atenas,... pienso en todas esas personas que están tratando de evadirse de pagar impuestos todo el tiempo. Todas estas personas en Grecia que están tratando de evadir impuestos", dijo Christian Lagarde, la jefa francesa del FMI a The Guardian.

En realidad, una gran parte de los rescates son para deudas que han sido creadas por los bancos privados de Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España endeudándose con el extranjero – para financiar burbujas especulativas inmobiliarias y cosas semejantes–, no por los comerciantes, pequeños empresarios y ciudadanos de a pie. Y una parte sorprendentemente grande de los préstamos fueron concedidos por bancos privados (y algunos públicos) de sólo cuatro países: Francia, Alemania, Reino Unido y Holanda (en ese orden).

Peter Bofinger, asesor económico del gobierno alemán, puso el dedo en la llaga cuando dijo a Der Spiegel el año pasado: "Los rescates no son, ante todo, para los países con problemas, sino para nuestros propios bancos, que tienen grandes cantidades de préstamos concedidos allí".

Vamos a profundizar un poco más. Primero ¿fueron todos los países prestatarios salvajemente derrochadores? He aquí algunos números muy instructivos: antes de 2008, los gobiernos irlandés y español se habían endeudado menos que Bélgica, Francia, Alemania y Reino Unido. La deuda irlandesa era aproximadamente el 25% del PIB en 2007, los españoles debían el 36%. Mientras tanto, los belgas se habían endeudado en el 84%, el gobierno francés y el alemán el 65%, mientras que el Reino Unido estaba en el 44%. El portugués se encontraban en un 65% –lo mismo que los alemanes–, y Grecia e Italia estaban ciertamente por encima del 100%.

Laurence King, de la BBC, señala que "Madrid revertió su proceso de endeudamiento – recaudando más ingresos tributarios que su gasto total. Por el contrario, Berlín, rompió con regularidad el nivel máximo de endeudamiento anual establecido en el Tratado de Maastricht de un 3% del PIB." Es interesante, también lo hicieron Francia y Reino Unido (aunque este último no estaba obligado por el Tratado).

En segundo lugar, ¿quién estaba prestando el dinero que ahora es tan difícil de pagar? Después de todo se necesitan dos para bailar el tango, como se suele decir. Los prestatarios y los prestamistas comparten el riesgo y la culpa.

Bueno, Bloomberg echó un vistazo a las estadísticas del Banco de Pagos Internacionales, y calculó que los bancos alemanes prestaron la asombrosa cifra de 704.000 millones de euros a Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España antes de diciembre de 2009. Dos de los mayores bancos privados de Alemania –Commerzbank y Deutsche Bank– prestaron entre ambos 201.000 millones a Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España, según cifras compiladas por Business Insider. Y BNP Paribas y Credit Agricole de Francia prestaron 477.000 millones a Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España.

¿Qué parte de estos préstamos fueron para el gobierno? The Economist tiene algunos números interesantes – sólo 36.000 millones fueron a los gobiernos de Grecia, Portugal y España. El resto fue prestado por bancos como el Hypo Real Estate de Munich, que prestaron más de 104.000 millones de dólares para financiar la adquisición  de viviendas.

Para más detalles, la BBC tiene una excelente herramienta gráfica que muestra qué país ha prestado a quién: el mayor acreedor de España es Alemania con 131.700 millones de euros y el mayor acreedor de Portugal es también Alemania con 26.600 millones. Los griegos a quien deben más es a Francia, 41.400 millones.

Por último, ¿quién se beneficia de esto? Bueno, los bancos alemanes han recuperado desde entonces parte de su dinero: Bloomberg estima que 590.000 millones regresaron a partir de diciembre de 2009. Pero la deuda sigue estando ahí, por lo que los países prestatarios se ven obligados a acudir a prestamistas como el Banco Central Europeo que a su vez está recibiendo dinero del Bundesbank (el banco central alemán). El gobierno alemán sólo tiene que pagar una tasa de interés de 1,42%, al pedir prestado dinero para sus bonos a 10 años, al parecer el nivel más bajo que han pagado nunca. (Los franceses también lo están haciendo muy bien con el 2,42%)

El dinero del BCE lleva su marca: austeridad severa. Es cierto que los países prestatarios no tienen por que tomar estos préstamos con condiciones, también podrían pedir prestado a tasas de mercado, pero esto puede ser muy caro: tienen que pagar entre un 5,5% (Italia) y un astronómico 30% (Grecia) por el interés de los bonos a 10 años.

"La crisis de la zona euro se enmarca a menudo como un plan de rescate que los países ricos y responsables como Alemania han extendido a los países pobres e irresponsables, como Grecia", escribe Ezra Klein en el Washington Post.

En realidad, esta crisis es, al menos en parte (y quizás, sobre todo), culpa de los bancos de los países ricos como Francia y Alemania, y son estos bancos los que realmente han sido rescatados por el BCE y el FMI.

Los Indignados en Madrid, los Blockupy en Frankfurt y los Ocuppy de Wall Street tienen razón.

¿Qué te ha parecido el artículo?