Las subvenciones públicas a grandes empresas aumentaron el 8%

¿Recorte del gasto? No para bancos y monopolios

Basta con bucear un poco en los datos para encontrar quienes acaban por llevarse el auténtico botí­n del despilfarro del dinero público, los bancos y monopolios

5
2 votos
31-07-2012
La lógica del gobierno es muy curiosa. Dicen que España no puede permitirse subvencionar a la minerí­a, tampoco mantener el mismo gasto público en sanidad o educación. Pero sí­ parece que pueda permitirse seguir subvencionando con nuestro dinero a los bancos y monopolios que ganan miles de millones de beneficios.
Las subvenciones con dinero público a grandes empresas aumentaron un 8%, principalmente bancos, aseguradoras y "telecos" que se llevan el 66% del total
La lógica del gobierno es muy curiosa. Dicen que España no puede permitirse subvencionar a la minerí­a, tampoco mantener el mismo gasto público en sanidad o educación. Pero sí­ parece que pueda permitirse seguir subvencionando con nuestro dinero a los bancos y monopolios que ganan miles de millones de beneficios.

En plena vorágine de recorte del gasto público en sanidad, educación, salarios, dependencia o pensiones, otro dato viene a echar más leña al fuego de la indignación popular. Resulta que, según los datos del anuario de Administraciones Públicas, publicado por Axesor, el Estado ha seguido aumentado las subvenciones a empresas. Durante 2011 aumentaron un 4,1%, hasta los 4.003,4 millones de euros, más que el recorte en educación. Sólo el ministerio de Industria repartió más de 1.000 millones de euros en subvenciones. "Bancos, aseguradoras y “telecos” se llevan el 66% del total de subvenciones públicas, mientras se recorta el 33% a empresas de sanidad y servicios sociales"


Pero como demuestra el anuario, estas ayudas no han ido a parar precisamente a las pymes y autónomos, que son responsables del 80% del empleo. Al contrario, las subvenciones con dinero público a grandes empresas aumentaron un 8%, principalmente bancos, aseguradoras y “telecos” que se llevan el 66% del total de subvenciones. Mientras que las subvenciones a las empresas de sanidad y servicios sociales han caído un 33%; y el sector cultural perdía uno de cada cuatro euros que recibía anteriormente.


El despilfarro de los fondos públicos va mucho más allá del sueldo de los políticos. Y basta con bucear un poco en los datos para encontrar quienes acaban por llevarse el auténtico botín, bancos y monopolios.

¿Qué te ha parecido el artículo?