SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

El auge de las inversiones chinas en Japón revive viejos rencores

The Wall Street Journal

0
0 votos
07-08-2012
http://online.wsj.com/article/SB10000872396390443659204577573673645348702.html?mod=WSJS_inicio_LeftTop http://online.wsj.com/article/SB10000872396390443659204577573673645348702.html?mod=WSJS_inicio_LeftTop

En un histórico cambio de papeles, China se ha transformado en un importante inversionista en Japón, una disminución de estatus para el país nipón que está reactivando viejas enemistades entre los recelosos vecinos.

En esta ciudad portuaria, la desconfianza ha tomado la forma de un áspero enfrentamiento sobre la construcción de un nuevo consulado chino. Dignatarios en Niigata presionaron por el consulado durante años, con la esperanza de atraer turistas y empresas a esta alicaída ciudad de 800.000 habitantes sobre el Mar de Japón.

Sin embargo, cuando finalmente obtuvieron la victoria y se anunció el plan para levantar el consulado, los residentes estallaron en protestas. Unas 15.000 personas firmaron peticiones contra los chinos y los manifestantes bloquearon las calles con sus camionetas. En marzo, la asamblea de la ciudad aprobó una resolución que exige un control más estricto de las compras de tierras por parte de extranjeros. La construcción sigue paralizada mientras Tokio y Beijing tratan de decidir qué hacer.

"Es inquietante tener a extranjeros viviendo en medio de nuestra ciudad, detrás de muros altos", dijo Shigenobu Fukaya, un miembro de la asamblea que lidera el movimiento de oposición. Según él, el consulado traerá un "elemento no deseado" a Niigata (o en otras palabras, chinos) y más crimen.

La disputa plasma la compleja naturaleza de la relación entre China y Japón. Ambos países comparten una cultura y una historia marcada por las guerras. Se han invadido repetidamente desde el siglo XI, pero también han realizado un intenso intercambio comercial que llevó la religión y las armas de fuego a Japón, y minerales y madera a China. En un incidente reciente que marcó a ambos países, Japón colonizó China en los años 30 y masacró a civiles en Nanjing, un período que todavía ensombrece sus relaciones.

¿Qué te ha parecido el artículo?