¡Claro que hay alternativa a los recortes!

Redistribución de la riqueza, el camino

¡Sí­ hay recursos! Lo que hace falta la voluntad soberana y la fuerza polí­tica para aplicar una polí­tica de redistribución de la riqueza.

4
6 votos
08-08-2012
Una y otra vez insistimos desde "De verdad contra la crisis": España es un paí­s con recursos y dinero para hacer frente a la situación y salir de la crisis en la que nos tienen sumidos las grandes potencias, lo que hace falta es soberaní­a, voluntad polí­tica y decisión para imponer un programa de redistribución de la riqueza, con unos puntos básicos de partida:
Solo con aplicar de verdad una reforma fiscal progresiva, con un Impuesto de Sociedades real del 35% a todas las empresas con beneficios multimillonarios, se recaudarí­an un mí­nimo de 42.000 millones de euros más cada año, 84.000 millones en los próximos dos años.
Una y otra vez insistimos desde "De verdad contra la crisis": España es un paí­s con recursos y dinero para hacer frente a la situación y salir de la crisis en la que nos tienen sumidos las grandes potencias, lo que hace falta es soberaní­a, voluntad polí­tica y decisión para imponer un programa de redistribución de la riqueza, con unos puntos básicos de partida:

-Perseguir el fraude fiscal de la gran banca, monopolios, grandes empresas y grandes fortunas, responsables según el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) del 72% del fraude fiscal. Acabar con las exenciones de las grandes empresas que tributan un tipo real por debajo del 10%, y con los privilegios de las SICAV de las grandes fortunas que apenas tributan el 1% de sus beneficios. Y aplicar de verdad una reforma fiscal progresiva, con un Impuesto de Sociedades real del 35% a todas las empresas con beneficios multimillonarios, se recaudarían un mínimo de 42.000 millones de euros más cada año, 84.000 millones en los próximos dos años.


-Atajar la sangría de la deuda y el despilfarro de las administraciones. Este año y los próximos dos años pagaremos, sólo por los intereses de la deuda, por encima de los 40.000 millones de euros cada año. Imponiendo una quita o aplazamiento del 70% sobre los intereses de la deuda (como hicieron países ahora emergentes como Brasil o Argentina), el Estado ahorraría 28.000 millones de euros cada año, 56.000 millones entre 2013 y 2014. Otros 26.000 millones se podrían ahorrar atacando de raíz el despilfarro, el derroche, los privilegios de la clase política y la corrupción a todos los niveles de la Administración.


-Recuperar el dinero público de los rescates para crear empleo. Hay más de 150.500 millones de euros comprometidos en los sucesivos rescates bancarios, y otros 24.000 entregados a las eléctricas a cuenta del déficit de tarifa. Sólo recuperando el 50% de estos rescates tendríamos más de 87.000 millones de euros para dedicarlos a la inversión productiva, la creación de empleo y créditos para pymes y familias.

En total más de 250.000 millones de euros, dos veces y media más de los recortes aplicados por el gobierno. ¡Sí hay recursos! Y el problema es que hace falta la voluntad soberana y la fuerza política para aplicarlos.

¿Qué te ha parecido el artículo?