SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

No hay refugio a la crisis de exportaciones que vive China

The Wall Street Journal

0
0 votos
30-08-2012
http://www.expansion.com/2012/08/29/opinion/1346267264.html http://www.expansion.com/2012/08/29/opinion/1346267264.html

En tiempos de guerra, cualquier hoyo es trinchera, excepto en el caso de las exportaciones. El Puerto Internacional de Shanghai, uno de los que más actividad registran del mundo, declaró esta semana que los beneficios netos del primer semestre del año cayeron un 9,6% con respecto al año anterior.

Sin duda, el crecimiento de las exportaciones de Shanghai sufrió una fuerte ralentización en ese periodo, cayendo al 2,7% en términos interanuales frente al 16% de 2011.La buena noticia es que todavía no hemos entrado en territorio de una gran crisis financiera. En la primera mitad de 2009, las exportaciones de Shanghai se contrajeron un 22% en términos interanuales y los beneficios del puerto cayeron un 31%.

La mala noticia es que lo peor podría estar por llegar. Según el Índice de Gestoras de Compra (PMI, por sus siglas en inglés), los pedidos a China siguen retrocediendo. Según el índice PMI de exportaciones elaborado por HSBC, en agosto los pedidos cayeron hasta 44,7 muy por debajo de la marca de 50 que separa crecimiento de contracción; además, es el nivel más bajo registrado desde marzo de 2009. La última lectura de pedidos de exportaciones de los datos oficiales del PMI también entra en territorio negativo.

Más indicios negativos: las importaciones de componentes que los fabricantes chinos convierten en productos manufacturados para su posterior envío a EEUU y Europa se mantienen inalterables. Esto es un indicio de que las fábricas de China miran con recelo el futuro económico de su país. Aunque los problemas de Europa llegarán a su fin tarde o temprano, las perspectivas de los puertos chinos a más largo plazo son negativas. El aumento de los costes laborales, de la energía y del terreno, junto con la apreciación del yuan han reducido la competitividad de las exportaciones chinas y el atractivo del país como base para la fabricación low cost. Hay indicios de que esta transición ya ha comenzado. Según Macquarie, desde comienzos de 2011, el crecimiento del volumen de mercancías por ferrocarril en EEUU ha superado al de los puertos de mar del país. Eso hace pensar que algunos fabricantes estadounidenses están desplazando la producción a países más cercanos al suyo.

¿Qué te ha parecido el artículo?