Los estudiantes contra los recortes en la educación

¡No queremos la educación del FMI y de Merkel!

Para que el Deutsche Bank, el Santander o algún fondo de inversión norteamericano cobre nosotros tenemos que renunciar a nuestra educación. Esta es la verdad que ocultan bajo toneladas de mentiras y chantajes. Pero nosotros, alumnos, padres y profesores decimos NO. No vamos a permitirlo, y esta huelga es la primera prueba.

0
0 votos
19-10-2012
En el mitin de cierre de campaña en Bilbao, llegaron en primera persona las reivindicaciones de la huelga donde estudiantes, padres y profesores se han unido contra los recortes a la educación.
¿Esta es la educación que nos preparan Merkel y el FMI? ¡Nosotros no la queremos!
En el mitin de cierre de campaña en Bilbao, llegaron en primera persona las reivindicaciones de la huelga donde estudiantes, padres y profesores se han unido contra los recortes a la educación.

Estamos viviendo una huelga histórica en la enseñanza. Por primera vez, las principales asociaciones de padres, profesores y alumnos estamos unidos en la convocatoria de las movilizaciones. Por primera vez se va a paralizar toda la enseñanza, desde la educación infantil hasta las universidades.

Por eso les ha dolido tanto. Por eso intentan descalificar la huelga, difundiendo ridículos índices de participación cuando todo el mundo ha comprobado que el seguimiento ha sido masivo." Si contamos los recortes ya anunciados para 2013, el presupuesto destinado a educación se va a reducir en 6.000 millones de euros en apenas tres años"

Porque la unidad alcanzada en esta huelga es la fuerza que necesitamos para poder hacer frente a uno de los mayores ataques a nuestro futuro.

No se nos debe olvidar el origen de esta salvaje oleada de recortes en la educación. Fue hace solo unos meses, cuando el gobierno de Rajoy difundió, casi de madrugada, un comunicado donde anunciaba un “tijeretazo extra” de 10.000 millones en educación y sanidad.

Berlín y el FMI exigieron un nuevo e inmediato hachazo, y el gobierno de Rajoy –como antes el de Zapatero- se plegó a sus mandatos. 

Las decisiones que afectan a nuestro futuro se toman en Washington o Berlín… y todos nosotros acabamos pagando la factura.

Si contamos los recortes ya anunciados para 2013, el presupuesto destinado a educación se va a reducir en 6.000 millones de euros en apenas tres años.

¿Qué significa esto? Menos profesores, menos becas, menos inversión en construir nuevos colegios o institutos, matriculas universitarias más caras…

¿Es que acaso, como dice el ministerio, “no hay dinero” y estamos obligados a “apretarnos el cinturón”?

Nada de eso. Este año se destinarán 10.000 millones de euros más a pagar los intereses de la deuda. 

Casi el doble que todos los recortes en educación.

Para que el Deutsche Bank, el Santander o algún fondo de inversión norteamericano cobre… nosotros tenemos que renunciar a nuestra educación.

Esta es la verdad que ocultan bajo toneladas de mentiras y chantajes.

Pero nosotros, alumnos, padres y profesores… decimos NO. No vamos a permitirlo, y esta huelga es la primera prueba.

No vamos a permitir que se imponga una reforma educativa que separa a los alumnos en diferentes itinerarios a los 15 años. Segregando a la minoría que podrá acceder a una educación superior. Y condenando a la inmensa mayoría a una “enseñanza limitada” para incorporarse lo más pronto posible al mercado de trabajo como mano de obra barata.

Y, si puedes sortear este filtro, te enfrentas a matrículas universitarias más caras –entre un 15% y un 25%-, a menos becas, y a masters a un precio prohibitivo para cualquier familia trabajadora.

¿Esta es la educación que nos preparan Merkel y el FMI? ¡Nosotros no la queremos!