Manuel Cruz y Ramón de España

Federalista y d´Esquerres

"Dos años en los que el PP y CiU han ido de la mano, y se han ido respaldando mutuamente"

5
1 votos
25-10-2012
Intelectuales y profesionales de toda Cataluña han firmado un manifiesto titulado "Federalista i d´Esquerres" contra la deriva independentista del gobierno de Artur Mas. Una declaración en defensa de la unidad y contra los recortes. El filósofo y columnista Manuel Cruz, y el crí­tico y guionista Ramón de España, son dos de los 100 primeros firmantes, que ya son más de 1.500.
Intelectuales y profesionales de toda Cataluña han firmado un manifiesto titulado "Federalista i d´Esquerres" contra la deriva independentista del gobierno de Artur Mas. Una declaración en defensa de la unidad y contra los recortes. El filósofo y columnista Manuel Cruz, y el crí­tico y guionista Ramón de España, son dos de los 100 primeros firmantes, que ya son más de 1.500.

Manuel Cruz

¿Por qué decidió firmar el manifiesto?

En términos generales por la coincidencia con las ideas que se plantean en el documento, y en particular por una cuestión de oportunidad política. Creo que estamos en un momento en el que es importante que se hagan públicas otras voces en el espacio público catalán que está hegemonizado, presentando otras alternativas y otras políticas.

En el manifiesto denuncian la expresión “España nos roba” que se ha convertido en la bandera implícita de Artur Mas…

Es una expresión demagógica que condiciona el debate de manera inaceptable. Uno podría plantear, algo que están planteando todas las fuerzas políticas, incluso el PP, que hay que revisar la aportación que hace Cataluña, pero decir que España nos roba vicia el debate. A parte de la exageración que significa hablar de robo, porque tendríamos que decir que se está robando a todas las comunidades que aportan algo al Fondo de Solidaridad. Se está tipificando un ente llamado España, cohesionado, unitario, homogéneo y maquiavélico, que pretende robar a las comunidades autónomas.

Habría, además, que hacer las cuentas de manera responsable, incluyendo los rescates a las entidades financieras catalanas, o las subvenciones y beneficios de los monopolios afincados en Cataluña…

Por supuesto. Hay también un “nos” que no se explicita, que es indefinido y en el que todos nos tenemos que identificar, que se supone que es Cataluña, extremadamente cuestionable. Antes de hacer una afirmación así habría que saber exactamente cuál es la estructura económica y social en la que se produce todo esto. Un contribuyente con una renta baja que hace sus pagos a Hacienda, que recibe del Estado y de la Generalitat… ¿se le está robando?

Lo que no se le dice a los sectores que más se están quejando porque tributan más a Hacienda, que tienen la sensación de que lo que reciben no se corresponde con lo que han ingresado, es que si todos dijéramos eso el sistema fiscal sería inviable. Obviamente siempre tiene que haber gente que pague más de lo que recibe, por descontado… ¿qué fiscalidad sería esta? Si la gente del barrio de Salamanca dijera que paga más de lo que recibe, y que pagan menos los Vallecas… ¡naturalmente!, ¿qué función cumple el Estado?, ¿qué debe hacer un ayuntamiento?,  ¿poner solo servicios en los barrios en los que los vecinos cotizan lo suficiente? 

Con el agravante de que el gobierno de Mas es uno de los que más duramente ha aplicado los recortes…

No hay que olvidar que en Cataluña se está imponiendo una narración de los acontecimientos de los últimos años, desde el punto de vista del nacionalismo que ahora es independentista, que es absolutamente sesgada. “Nosotros intentamos negociar en Madrid un Estatuto nuevo, y Madrid nos dio un portazo a través de la sentencia del Tribunal Constitucional”, y entre esa sentencia y la Diada hay una total continuidad, y no la hay. Son dos años en los que el PP y CiU han ido de la mano, y se han ido respaldando mutuamente. Eso que fundamental para comprender lo que está pasando. Es como un paréntesis entre la sentencia y la Diada para presentar que los recortes son fruto de una fiscalidad injusta. No se sostiene.

Pero, realmente no se puede decir que la manifestación de la Diada represente el sentir mayoritario de los catalanes…

Eso es algo que han señalado diversos analistas, alguno de ellos no muy a la izquierda. Con independencia de que en aquella manifestación se reunieron sensibilidades diversas, que reivindicaban cosas muy diversas, y que no era tan homogénea, aceptemos que como había un lema unitario, la reivindicación principal era la independencia. Incluso en ese supuesto, hay una gran diferencia entre esa manifestación y la manifestación del 77 por el regreso de Tarradellas. Aquella era una manifestación unitaria e interclasista. Esta era una manifestación de determinados sectores de las clases medias y la Cataluña profunda. No es algo que yo interprete, el propio Mas, en una declaraciones recientes a La Vanguardia, decía que su apoyo principal son los jóvenes y las clases medias. Es significativo que Mas no mencionase a la inmigración, a otros sectores populares, los emprendedores… sectores que están dando muestras claras de su malestar. 

Al presentar la independencia de España, ¿no se cambia una de las reivindicaciones que se escucha cada vez más de los movimientos sociales, que es la independencia de las presiones que vienen del exterior, del FMI, de Bruselas?

Hay un escamoteo en el debate, en eso y en otras cosas. Se está hablando de que “es una cuestión de democracia” y de que “por qué oponerse a escuchar la voz del pueblo”, cuando hay sectores sindicales que están planteando un referéndum sobre los recortes, máxime cuando se trata del incumplimiento de un programa. Cuando se trata de escuchar la voz del pueblo para según que cosas, no se escucha. Se utiliza una terminología populista, porque el populismo también puede ser de derechas, que intenta soslayar los mecanismos de consulta y control, por una relación entre el líder y el pueblo, que escucha lo que le dice y lo interpreta. Pero solo interpreta algunas cosas del clamor popular. Parece que otras le traen sin cuidado."Es significativo que Mas no hable de la inmigración o de las clases populares"

Otra cosa evidente es que si se plantea que las elecciones del 25-N son una primera ronda y la segunda será el referéndum, ¿cómo se puede sostener que la persona que está planteando esto, bajo ningún concepto utiliza la palabra independencia? No es capaz de dar la hoja de ruta de lo que piensa hacer, ¿esto es un debate democrático? Cuando sectores diversos plantean dudas, se agita el espantajo de que “vosotros lo que queréis es movilizar el miedo, y nosotros al miedo oponemos la ilusión”. Una engañifa… si vamos de debate democrático, hagámoslo de verdad. 

El debate democrático está dañado cuando se hace un uso absolutamente controlado, cuando se ocupan los medios de comunicación públicos, y se ponen al servicio de un solo mensaje, su mensaje.

¿Cree esto actúa también como un freno a la necesaria unidad contra los recortes que están planteando ya sindicatos y organizaciones sociales? 

Ese es el gran escamoteo que está monopolizando la agenda política en Cataluña, y en buena medida en el resto de España. Es un escándalo que hoy, que el nivel de la deuda catalana está dos puntos por debajo del bono basura, no se hable de cuál es la situación de buena parte de la población, ni de cuáles son las políticas que se van a plantear en los próximos años. Aunque se plantee la autodeterminación, es evidente que no podría tener lugar en los próximos cuatro años, y uno se entera, por otras vías, que la Generalit está preparando unos EREs muy duros en las empresas publicas, que se aplicarán después de las elecciones.

Cuando hablan en el manifiesto de que la austeridad no solo se aplique a los servicios públicos, ¿estaría de acuerdo con subir los impuestos a las grandes fortunas, banco y monopolios?

Es revelador que, en estos momentos, en los mensaje políticos se combina un discurso utópico, pararreligioso, como si fuera el gran sueño a alcanzar, y una realidad cada vez más dura. El gobierno de Mas lo único que ha cumplido ha sido la promesa de eliminar el Impuesto de Sucesiones, inclusive para las mayores fortunas. Alguien puede heredar la mayor fortuna que se pueda imaginar y no pagar nada. Se lanza el mensaje de que los plutócratas no tienen que pagar nada, y de donde está cada uno. 

¿Es necesaria, entonces, una política de redistribución de la riqueza?

Estamos en un momento en el que cada vez más se agranda el foso entre los que más tienen y los que menos. Eso solo puede ser corregido y amortiguado por los poderes públicos. Pero lo que se dice es que las grandes fortunas no deben tributar, mientras a los asalariados se les funde a través de Impuesto sobre la Renta. 

 

Ramón de España

¿Por qué decidió firmar el manifiesto?

A mi me llamó Manuel Cruz, y estoy básicamente de acuerdo con una serie de reivindicaciones, no tanto federalistas, que creo que es un término que está siendo utilizado por el PSC para sacarse algo de la manga y disimular que no están en su mejor momento y que, en cierta medida, han contribuido a la situación actual con su extraña manera de actuar desde que Maragall ganó las elecciones autonómicas, con el primer Tripartito.

Estoy de acuerdo con no estar a favor de la independencia y ni con esa actitud de CiU de envolverse en la bandera para ocultar la porquería que tienen debajo, que es mucha. Tenemos todo el caso de corrupción de financiación del partido a través de Millet y la Fundación Trias Fargas, que ahora tiene otro nombre pero intuyo que debe ser la misma cueva de ladrones; está el caso de Oriol Pujol y el timo de la ITV. Estoy en contra del  timo de la patria, que es muy viejo, ocultar que se están haciendo las políticas más de derechas y lanzar una cortina de humo para ver si la gente pica."¿Qué tipo de independencia podemos esperar de la gente que ejecuta la deuda?"

No creo que la independencia de Cataluña sea ninguna solución. Solo serviría para dejar en peor situación a Cataluña y al resto de España. Me parece indignante el alarde de cinismo de Mas y los convergentes, y sobretodo me interesaba recalcar que el eje auténtico sigue siendo la izquierda y la derecha, aunque ya suene muy tronao lo de la lucha de clases. 

¿Cree que buscan desviar la atención, precisamente, de que ha sido uno de los gobiernos autonómicos  que más ha recortado?

Hay quien confunde ser nacionalista con ser progresista, es un punto de vista que hay en Cataluña. Están ellos y luego una especie de colectivo informe en el que estamos el resto, que se conoce como “los fachas”. Ha sido una jugada muy hábil de Mas, pero me entristece que un timo tan evidente tenga éxito. También es verdad que tienen una televisión, que ya lo era, que se ha convertido en la voz de su amo, tienen comprada La Vanguardia… tienen el control social muy por la mano. 

¿Cree que con el “España nos roba” se ocultan las cuentas que verdaderamente interesaría sacar, como las de bancos y monopolios?

Estos solo sacan las cuentas que les conviene. Es un slogan que pusieron en marcha los nacionalistas radicales, que acabó teniendo fortuna. Hay un sector de catalanes que están convencidos de que ellos mantienen a “los vagazos” de Andalucía y pagan de su bolsillo los tanques del ejército español. Es un victimismo muy eficaz que sirve para que la población se sienta siempre, como los de la novela de Dostoievski, humillados y ofendidos. Y Mas les ofrece la solución mágica que es la independencia. Aunque Mas es el primero que debería saber que, en los tiempos que corren, esto va totalmente en contra de la Historia. Yo intuyo que lo que pretende es afianzar ese poder social, ponerse al frente y convertirse en una especie de mesías, de padre de la patria, un poco lo que ya fue Jordi Pujol. 

Hablando de independencia, ¿no debería defenderse la independencia del FMI y Berlín?

De los que mandan, en definitiva. Es que los gobiernos de los estados existentes, sobre todo los que estamos en el pelotón de los torpes, tienen una capacidad de movimiento muy limitada. Para empezar, tenemos una clase política en la que todos tienen dudas con los bancos, ¿qué tipo de independencia podemos esperar de una gente que te puede ejecutar la deuda en cualquier momento? El PSOE, que ya no tienen nada que ver con lo que fue la socialdemocracia después de la IIGM, estaba obligado a ejercer un cierto control sobre el capital y no hizo absolutamente nada. Se portó exactamente igual que un partido de derechas. En la época de la burbuja inmobiliaria fue quedando claro que los políticos son unos mandados, y que por encima hay gente que realmente controla la situación

¿No se buscó presentar de manera torcida que la manifestación de la Diada era expresión de la mayoría, cuando es al contrario?

En los medios controlados por la Generalitat fue algo abusivo, claro, porque se dieron cifras que son físicamente imposibles, un millón y medio de personas… pero bueno, pongamos 600 mil personas que está muy bien… yo creo que independentistas no se han movido más del 20% de siempre. Yo creo que hay mucho independentista sobrevenido típico de una época de crisis, en la que aparece alguien en plan flautista de Amelín que dice que con la independencia nos sobrará la pasta, que “cuando dejemos de alimentar a los vagos de los andaluces aquí vamos a vivir todos como Dios”. Es un colectivo fácilmente desinflable. 

Estas cosas suelen suceder en épocas en las que el Estado está en una situación lamentable. El primer golpe del nacionalismo catalán fue a finales del siglo XIX, coincidiendo con la crisis del 98; cuando Companys declaró la independencia de Cataluña en el 34, la situación era caótica en toda España… a los nacionalistas no se les puede pedir lealtad porque se supone que es un proyecto en el que no creen. En los países federales nadie se les ocurre pedir la independencia de Baviera o de Missouri.

¿No habría que colocar la división entre los de abajo contra los de arriba, y construir ahí la unidad?

Es que las uniones siempre han sido así. En una Cataluña independiente, CiU seguirá trincando todo lo que pueda en nombre de la patria, y seguirá sin hacer nada por la gente, defendiendo una sanidad privada, haciendo su política de derechas de toda la vida. Pero como dicen que son independentistas parece que ya son progresistas.

Desde esa unidad ya aparecen otras prioridades como la de perseguir el fraude de las grandes fortunas y los bancos, o redistribuir los salarios…

Esto es precisamente lo que a CiU le importa un rábano. Los problemas son los mismos, aunque suene tan viejo y tan marxista, pero esto va del abuso del fuerte sobre el débil. El problema es que la izquierda española es ridícula, y no te digamos la catalana. Los restos de los comunistas también son nacionalistas... si Marx y Engels salieran de la tumba los correrían a hostias. Así que mejor que se vayan a casa.

Frente a la división que promueve Mas, ¿cree que hay que oponer una unidad del 90% frente a los recortes?

Por supuesto. El problema de Cataluña no es que está oprimida por la bota de Madrid. El problema es una clase política lamentable, que está gestionando como lo está haciendo la crisis. ¿Cómo se puede poner de Consejero de Sanidad a un tipo que era portavoz de la Asociación de Mutuas? Cualquiera puede sumar dos y dos, y deducir que hubo dinero de las mutuas en la campaña de Mas. Todo lo que tiene que ver con los desfavorecidos, y perdón por el término melodramático, se lo pasan por el forro. Hay mucho gasto suntuario y mucho dinero invertido en asuntos patrióticos….

Se podría empezar por una auditoria de la deuda para enterarnos de qué se debe, a quién y por qué...

Difícilmente se puede encontrar un partido político mas opaco que CiU, sobretodo desde Millet, que, por cierto, han conseguido desactivarlo. Quiero pensar que la justicia sigue su camino, pero lo cierto es que el responsable de todo esto es el jefe de un partido corrupto que se financia con el dinero de las constructoras. Quien prefiera olvidarse de esto y envolverse en la senyera es su problema. Supongo que al final no pasará nada y seguirá el camino de Ibarretxe, pero ya la habrá liado.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?