El nostre programa per a Catalunya (1)

Acabar amb l´atur. Si es pot fer.

Solo con obligar a bancos, monopolios y grandes fortunas a pagar los impuestos que les corresponden, dispondrí­amos de recursos más que suficientes para acabar con el paro.

J.A.
2 votos
10-11-2012
Pla de xoc per crear 800.000 llocs de treball en la propera legislatura, per mitjí  d`una ingent inversió pública de 40.000 milions d'euros. Així² es finaní§aria amb l'augment dels impostos sobre els beneficis dels bancs, els monopolis i les multinacionals, la recuperació de l`impost sobre patrimoni i de successions, i el combat el frau fiscal.
Aumentando al 50% los impuestos que bancos y grandes empresas pagan por sus fabulosos beneficios se recaudarí­an casi 19.000 millones adicionales.
Pla de xoc per crear 800.000 llocs de treball en la propera legislatura, per mitjí  d`una ingent inversió pública de 40.000 milions d'euros. Així² es finaní§aria amb l'augment dels impostos sobre els beneficis dels bancs, els monopolis i les multinacionals, la recuperació de l`impost sobre patrimoni i de successions, i el combat el frau fiscal.

50% de impuestos sobre beneficios a bancos, grandes empresas y multinacionales. La recaudación, 18.786 millones de euros en la próxima legislatura destinada íntegramente a un plan de inversión pública para crear medio millón de puestos de trabajo productivos y de utilidad social.

Reposición inmediata del impuesto de patrimonio para aquellos patrimonios superiores a 700.000 euros y mantenimiento del impuesto de sucesiones para las grandes fortunas. Invertir toda la recaudación (un total de 925 millones de euros anuales) a un plan público de desarrollo de la I+D+i. 

Creación de un cuerpo de inspectores y técnicos dependientes de la Generalitat, dotados de los medios necesarios para perseguir el fraude fiscal. Con el objetivo de acabar en los dos primeros años con el 25% del fraude, y en los dos siguientes con el 50%. lo que significa unos ingresos de 24.000 millones de euros en 4 años. Que el 75% del dinero recaudado (18.000 millones) se quede en Cataluña y se dedique al plan de inversión pública para crear empleo y a la construcción y modernización de infraestructuras necesarias.