SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Insurrección global de los pueblos

La Jornada

5
1 votos
07-12-2012
http://www.jornada.unam.mx/2012/12/05/opinion/018o1pol http://www.jornada.unam.mx/2012/12/05/opinion/018o1pol

En mi reciente ponencia en Brasilia ante los comités de Defensa y Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, durante el seminario Estrategias de defensa nacional (...), expuse las dos altas vulnerabilidades geoestratégicas de la semiperiferia/periferia frente a lo que queda del núcleo del caduco orden unipolar: las finanzas y las (tele)comunicaciones, ambas oligopólicas e inextricablemente imbricadas.

Las (tele)comunicaciones, ya no se diga las finanzas, pertenecen al máximo orden jerárquico geoestratégico y/o de la seguridad nacional a inicios del siglo XXI, que reclaman su pluralidad y democratización frente al ultrasectarismo del control oligopólico/totalitario.

Con enfoque geoestratégico, aludí a la reciente confesión perturbadora durante su conferencia en Sopot (Polonia) de Zbigniew Brzezinski, ex asesor de Seguridad Nacional de James Carter e íntimo de Barack Obama, sobre las extensa resistencia populista que descarrila el nuevo orden mundial y su amenaza al control externo, según reporta Paul Joseph Watson, de Infowars (26/11/12).

El nuevo orden mundial no es más que la decadente unipolaridad geoestratégica de Estados Unidos que se subsume en la desregulada globalización financierista.

Zbigniew Brzezinski se ha convertido en el geoestratega más crítico dentro de la cúpula del poder estadunidense –en referencia a su inexorable decadencia– que condensó en su reciente libro Visión estratégica: EU y la crisis del poder global (...)

Después de la relección de Obama, Brzezinski ha endurecido su discurso frente al intratable hiperbelicismo mesiánico de Israel y ha advertido que EU no debe seguir a Israel como una mula estúpida (Kevin Barrett, truthjihad.com, 27/11/12, y Russia Today, 29/11/12).

El portal europeo de estrategia dedefensa.org (28/11/12) se detiene en la conferencia El papel de Occidente en el complejo mundo post hegemónico, que impartió Zbigniew Brzezinski en Sopot (Polonia: su tierra de origen), que delata la insurrección del mundo y fustiga la alucinación compartida de que el siglo XXI sea el siglo estadounidense, tesis peregrina de los fundamentalistas neoconservadores straussianos de PNAC que hundieron a Estados Unidos en sus guerras fracasadas de Afganistán e Irak bajo el doble signo de la islamofobia y la israelofilia.

Según Brzezinski, el dominio de Estados Unidos ya no es posible, debido al cambio social acelerado empujado por las comunicaciones instantáneas como la radio, la televisión e Internet, que en forma acumulativa han estimulado un despertar universal de conciencia política masiva.

Zbigniew Brzezinski aduce que el incremento del activismo populista en todo el mundo prueba ser hostil al dominio externo del género que prevaleció en la era del colonialismo y el imperialismo, por lo que la resistencia populista persistente y altamente motivada de pueblos políticamente despiertos y resentidos históricamente al control externo ha probado ser crecientemente difícil de suprimir.

Dejando atrás las fijaciones sobre el populismo de Brzezinski, ¿se trata de una redición de la revuelta generalizada de 1848 en Europa, con la tecnología de las redes sociales 164 años más tarde?

A juicio del think tank europeo de estrategia, el término post hegemónico significa que nadie puede ostentar un significativo control geopolítico de una región, alianza o imperio, no se diga del mundo, cada vez más complejo, característica de la multipolaridad incipiente.

Dedefensa traduce que para Zbigniew Brzezinski la era de la geopolítica concluyó y ha sido sustituida por la era de las comunicaciones y su nueva era sicopolítica. Muy discutible.

¿No será más bien que el mundo post moderno introdujo una nueva dimensión a la geopolítica clásica ahora con las nuevas comunicaciones, donde en última instancia existen controles y propietarios catastrales?

La geopolítica clásica no finiquitó sino que se volvió más compleja y, sobre todo, multidimensional, donde resulta imperativa la formulación de una geopolítica del binomio finanzas/(tele)comunicaciones vinculada al dominio global y/o a la seguridad nacional.

Hasta el portavoz del neoliberalismo global, The Economist (1/12/12), se preocupa del dominio de los cuatro gigantes de la era Internet (Google, Apple, Facebook y Amazon): nunca antes el mundo había visto empresas crecer tan rápido o extender sus tentáculos. Apple es el coloso del capitalismo.

Suena interesante que la conferencia en Sopot de Zbigniew Brzezinski –uno de los pioneros de la desregulada globalización financierista– en el Foro Europeo para las Nuevas Ideas (EFNI, por sus siglas en inglés) –que aboga por la transformación de la Unión Europea en un superestado federal de corte fiscalista más que democrático– haya permeado dos meses más tarde en un sitio eminentemente antiglobalista como infowars.com, que se aprovecha de la oportunidad para lanzar un llamado a la movilización: “Resistan. ¡Aguanten en la línea! (…) Estamos ganando (…) Nos lo dijo Zbigniew Brzezinski”.

Participaron en la invitación de Sopot: Lech Walesa Institute’s Civic Academy, Intel Business Challenge Europe y Konkordia.

Dedefensa.org cita el rotativo Gazeta Swietojanska (27/11/12) que colocó en YouTube la intervención de Brzezinski y comenta que las declaraciones de Zbigniew Brzezinski son un punto alto en la información que concierne la evolución de las relaciones internacionales.

En forma coincidente se han expuesto al más alto nivel geoestratégico visiones alarmantes en la transfrontera de Polonia y Rusia en fechas recientes.

Dedefensa.org (4/12/12) reseña dos artículos concomitantes sobre la evolución del pensamiento ruso que merecen un escrutinio especial: Rusia y los tiempos nuevos y Rusia puede cambiar su imagen para buscar nuevos aliados.

En forma sucinta, el think tank europeo de estrategia considera que la reflexión rusa es la más avanzada sobre la identificación de las necesidades fundamentales de cambios estructurales en la organización del mundo y reconoce que la crisis es colosal de la que nadie distingue el término ni la identifica con precisión, cuando el presidente Vlady Putin aduce que el mundo está fuera de control (dedefensa.org, 11/7/12).

Tales tiempos nuevos y su incipiente nuevo orden mundial para los próximos 20 años fueron abordados por el Consejo de Política Extranjera y la Defensa en Moscú.

Llama la atención que también en Brasil la geoestrategia sea abordada por el binomio defensa/política exterior, mientras en el México neoliberal existe confusión mental al colocar a un financierista –sin prejuzgar de sus atributos– en la cancillería.

La revuelta también alcanza a los pensadores libres que quedan en Occidente: desde los países escandinavos, John Galtung, rector de TRANSCEND Peace University, diagnostica El declive de la influencia tanto global de EU como regional de Israel (IPS, 4/12/12).

El mundo va que vuela a la multipolaridad con metarregionalismos y/o balcanizaciones simultáneas. Pero antes habrá que transitar por la caída del otrora gigante unipolar que arrojará muchos cadáveres y estragos en su trayecto fatídico.

¿Qué te ha parecido el artículo?