SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

El asalto militar francés se convierte en un conflicto más amplio

The New York Times

5
1 votos
17-01-2013
http://www.nytimes.com/2013/01/17/world/africa/islamists-seize-foreign-hostages-at-algeria-gas-field.html?hp&_r=0 http://www.nytimes.com/2013/01/17/world/africa/islamists-seize-foreign-hostages-at-algeria-gas-field.html?hp&_r=0

El asalto militar francés contra los extremistas islámicos en Malí se ha convertido en un conflicto potencialmente mucho más amplio en el África del Norte el miércoles, cuando, en represalia, atacantes armados en camionetas sin identificación atacaron un campo de gas natural en la vecina Argelia y tomaron al menos a 20 rehenes extranjeros, incluidos los estadounidenses.

Funcionarios argelinos dijeron que al menos dos personas, entre ellas un británico, murieron en el asalto, que comenzó al amanecer con una emboscada a un autobús que transportaba trabajadores del campo de gas a un aeropuerto. Cientos de miembros de las fuerzas de seguridad argelinas fueron enviados para rodear el recinto del campo de gas, creando un tenso enfrentamiento, y el ministro del Interior del país dijo que no habría negociaciones.

La agencia oficial de noticias de Argelia dijo que al menos 20 combatientes habían llevado a cabo el ataque y el secuestro masivo. Hay informes no confirmados el miércoles de que las fuerzas de seguridad habían tratado de asaltar el recinto y se habían retirado bajo los disparos de los secuestradores.

Muchos detalles del asalto al campo de gas en un árido lugar desértico cerca de la frontera de Libia permanecen oscuros, incluyendo el número exacto de rehenes, que podrían ser 41, de acuerdo con las afirmaciones de los atacantes citadas por las agencias de noticias regionales. Norteamericanos, franceses, británicos, japoneses y noruegos que trabajaban en el campo están entre ellos, dijeron las autoridades.

El secretario de Defensa Leon E. Panetta llamó al ataque al campo de gas un acto terrorista y dijo que Estados Unidos estaba sopesando una respuesta. Su declaración sugiere que la administración Obama podría ser arrastrada a un embrollo militar en el norte de África que había estado tratando de mantener a distancia – incluso a pesar de haber reconocido que la región se ha convertido en un nuevo refugio para los extremistas que amenazan la seguridad y los intereses vitales de Occidente.

"Quiero asegurarle al pueblo estadounidense que Estados Unidos tomará todas las medidas necesarias y adecuadas que se requieren para hacer frente a esta situación", dijo Panetta durante una visita a Italia.

El ataque al campo de gas ha tomado completamente por sorpresa a los gobiernos extranjeros y a las empresas británicas y noruegas que ayudan a explotar la instalación, y parece obedecer al compromiso con los militantes islamistas que tomaron el norte de Malí el año pasado para expandir drásticamente su lucha contra Occidente, en respuesta a la intervención militar de Francia, que comenzó la semana pasada.

La toma de rehenes ha ampliado potencialmente el conflicto más allá de las fronteras de Malí y plantea la posibilidad de involucrar a un número creciente de países extranjeros en la participación directa, en particular si los expatriados que trabajan en las industrias de extracción de las enormes reservas energéticas del norte de África se convierten en blancos. También se ha duplicado, al menos, el número de rehenes no-africanos que los militantes islamistas en el norte y el oeste de África han estado utilizando como moneda de cambio para financiarse en los últimos años a través de rescates que sumaron millones de dólares.

Pero no hay indicios de que los atacantes del campo de gas quieran dinero, y no han emitido otras demandas o ultimátums. En un comunicado enviado a la ANI, una agencia de noticias mauritana, exigieron el "cese inmediato de la agresión contra los nuestros en Mali."

La declaración, hecha por un grupo llamado Al Mulathameen, que tiene vínculos con Al Qaeda en el Magreb Islámico, la filial magrebí de Al Qaeda, afirmó que celebra la retención de más de 40 "cruzados" –al parecer una referencia a los no musulmanes– "incluyendo siete estadounidenses, dos franceses, dos ciudadanos británicos, así como otros de diversas nacionalidades europeas ".

El ministro del Interior de Argelia, Daho Ould Kablia, dijo, según Reuters, que el ataque fue dirigido por Mokhtar Belmokhtar, que luchó contra las fuerzas soviéticas en Afganistán en la década de 1980 y recientemente creó su propio grupo en el Sahara después de que cayeran otros líderes locales de Al Qaeda .

Los funcionarios de inteligencia franceses califican al Sr. Belmokhtar como "el incontrolable" y algunos lugareños como "Mister Marlboro" por su negocio de contrabando ilícito de cigarrillos, según noticias de agencia. Sus vínculos con los extremistas islámicos que tomaron ciudades en el norte de Malí el año pasado no están claros.

El ataque al campo de gas coincide con la intensificación de la lucha en el interior de Malí, según funcionarios occidentales y de Malí, mientras las tropas de tierra francesas, junto con soldados del Ejército de Mali, combaten a los combatientes islamistas. Los funcionarios dijeron que las unidades franco-maliense habían comenzado a hacer retroceder el avance islamista hacia el sur desde el norte de Malí, la situación que provocó la intervención ordenada por el presidente François Hollande de Francia (...)

¿Qué te ha parecido el artículo?