Mensaje del ministro de Finanzas japonés a los jubilados nipones para ahorrar gastos:

"Que se den prisa en morir"

En Japón y en España Esta es la posición de los que de verdad mandan ante las pensiones públicas. ¿Vamos a dejar que se salgan con la suya?

4
7 votos
30-01-2013
No es una "exageración propagandí­stica". Es una reproducción literal de las declaraciones de Taro Aso, el ministro de Finanzas japonés.
El ministro japonés de Finanzas no es más que un emisario "deslenguado" del FMI, que todaví­a no conoce el lenguaje "polí­ticamente correcto", y por eso transmite tal y como son las auténticas intenciones de las principales burguesí­as del planeta.
No es una "exageración propagandí­stica". Es una reproducción literal de las declaraciones de Taro Aso, el ministro de Finanzas japonés.

En una reunión del Consejo Nacional sobre la reforma de la Seguridad Social, el dirigente nipón “advirtió” a todos los pensionistas: "Dios no quiera que ustedes se vean obligados a vivir cuando quieran morir. Yo me despertaría sintiéndome mal sabiendo que todo el tratamiento está pagado por el Gobierno. El problema no se resolverá a menos que ustedes se den prisa en morir".


No es la primera vez que el ministro de Finanzas se despacha contra los pensionistas. Unos pocos meses antes, en una reunión con economistas, refiriéndose al tratamiento médico dispensado a los ancianos, Taro Aso “denunciaba” indignado que “veo a gente de 67 ó 68 años constantemente ir al médico. ¿Por qué tengo que pagar por las personas que sólo comen y beben y no hacen ningún esfuerzo?”.


Se puede ser más breve… pero no más claro.


Para Taro Aso, gestor de los intereses del gran capital japonés, los trabajadores jubilados, que ya no pueden ser explotados, y por tanto no producen plusvalía ni beneficios para los grandes monopolios y bancos… son poco más que un “peso muerto”… y “lo mejor que pueden hacer es morirse pronto”.


Puede parecer demasiado descarnado… Pero es exactamente lo que difundió el portavoz del FMI cuando el pasado abril declaró que “el aumento de la esperanza de vida es un riesgo financiero”. Y a continuación exigió un recorte de las pensiones, un aumento de la edad de jubilación más allá de los 67 años… y “un trasvase del riesgo” hacia las pensiones privadas, desvelando sus verdaderas intenciones, hacerse con la sustanciosa caja de las pensiones públicas.


En España, Rajoy ya ha anunciado una reforma de las pensiones que debe aprobarse, con o sin acuerdo, en el primer trimestre del año.


El ministro japonés de Finanzas no es más que un emisario “deslenguado” del FMI, que todavía no conoce el lenguaje “políticamente correcto”, y por eso transmite tal y como son las auténticas intenciones de las principales burguesías del planeta.


Antes que pagar nuestras pensiones… intentarán que nos muramos lo antes posible.


En Japón… y en España… Esta es la posición de los que de verdad mandan ante las pensiones públicas.

¿Vamos a dejar que se salgan con la suya?

¿Qué te ha parecido el artículo?