SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

España al borde de un ataque de nervios

Le Point

5
1 votos
16-02-2013
http://www.lepoint.fr/editos-du-point/nicolas-baverez/l-espagne-au-bord-de-la-crise-de-nerfs-14-02-2013-1627289_73.php http://www.lepoint.fr/editos-du-point/nicolas-baverez/l-espagne-au-bord-de-la-crise-de-nerfs-14-02-2013-1627289_73.php

España parece absorbida por el caos, como en el famoso tríptico de Hieronymus Bosch el Jardín de las Delicias, que según Ernst Gombrich, no representa tanto el paraíso como una advertencia sobre el carácter efímero de la felicidad humana amenazada con caer en las tinieblas infernales. Después de dos décadas de burbuja inmobiliaria y financiera loca, España se encuentra al borde de la ruptura, presa del fuego cruzado del riesgo de impago de su deuda, la perspectiva de un largo período de estancamiento económico y el desempleo masivo, y finalmente la desestabilización de la democracia.

La reducción del riesgo sistémico de un colapso del euro, debido a la reversión de la política monetaria aplicada por el BCE de Draghi Mario ha sido aprovechada por España, cuyas emisiones de deuda se han llevado a cabo en buenas condiciones desde el principio de 2013. Al mismo tiempo, reformas como la flexibilización del mercado de trabajo, que ha conducido a una disminución en el costo de mano de obra en casi un 20% y al crecimiento de las exportaciones en un 18% desde 2008. Con el efecto de reducir el déficit de la balanza por cuenta corriente del 10 al 2% del PIB.

Bajo esta aparente normalización persisten problemas estructurales. A pesar de la ayuda europea de 40.000 millones de euros, a pesar de la nacionalización de 5 bancos y el establecimiento de un banco malo, el Sareb, a pesar de unos 50 mil millones en provisiones en 2012, los bancos españoles siguen en riesgo por los préstamos incobrables, por lo que necesitarán 200.000 millones de euros de recapitalización adicional. La crisis inmobiliaria está lejos de haber terminado y la estabilización del nuevo mercado se hará a través de una rebaja de precios de alrededor del 35%. La economía ha estado en recesión desde 2011, con una disminución de la actividad del 1,37% en 2012 y una disminución estimada del 1,5% en 2013. El déficit, fijado inicialmente en un 6,3% alcanzará el 8% en 2012, con una deuda pública del 80% del PIB, frente al 36% en 2007.

El milagro económico español se ha convertido en una pesadilla social. El desempleo ha aumentado, afectando a cerca de 6 millones de personas, o el 26% de la fuerza de trabajo, Más de uno de cada dos jóvenes no está trabajando, lo que da lugar a un éxodo masivo hacia Alemania y el Reino Unido, pero también a Chile y Colombia, mientras que los inmigrantes procedentes de África del Norte y América Latina regresan a sus países de origen. En total, España podría perder en 2050 el 10% de su población debido a la caída de la tasa de natalidad (1,3 hijos por mujer), el exilio de los jóvenes españoles y la salida de los inmigrantes.

La crisis económica y social ahora amenaza la estabilidad de la joven democracia española. El rey Juan Carlos ha celebrado tristemente su 75 aniversario en medio de escándalos sobre su vida privada y los problemas legales de su yerno. El federalismo anárquico del reino está llevando al colapso a la mayoría de las 17 comunidades autónomas y a un violento separatista en Cataluña. Por último, las acusaciones de corrupción contra el Partido Popular y sus dirigentes, con el descubrimiento de una cuenta bancaria en Suiza, a nombre del ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, en el que hay 22 millones, apelan directamente a Mariano Rajoy, cuyas explicaciones son vagas y poco convincentes. Sólo el recuerdo de la guerra civil y la España de Franco la siguen protegiendo del extremismo y la violencia.

El debilitamiento de las instituciones españolas y el debilitamiento de la capacidad de liderazgo político ocurre en el peor momento. En 2013, en España se combinará la recesión, el aumento del desempleo, un nivel de déficit de casi el 8% del PIB y un endeudamiento de 152.000 millones de euros. Cualquier impacto en la deuda pública o en los bancos no dejarán otra opción que utilizar la ayuda europea global, junto con la reestructuración de una deuda de 800.000 millones de euros. El rescate de España sería particularmente difícil, ya que los mecanismos y fondos de solidaridad dentro de la eurozona pueden movilizar hasta 940.000 millones de dólares, de los cuales 220.000 ya han sido gastados en Irlanda, Portugal y España.

Como François Hollande, Mariano Rajoy ha apostado todo a una relajación de las restricciones financieras y la vuelta al crecimiento a través del cambio de la política monetaria impulsada por Mario Draghi. Pero a diferencia de Francia, la España de Mariano Rajoy ha revolucionado su modelo económico para ser competitiva. Ella todavía puede ganar la carrera con los mercados financieros, pero tiene que acelerar la reestructuración de su sector financiero, sus instituciones y su sistema político. Con el objetivo de seguir el camino de la recuperación abierto por Irlanda y escapar de un descenso al infierno comparable al de Grecia, que daría lugar a la caída del euro.

¿Qué te ha parecido el artículo?