Sábado, 23-F: "Marea ciudadana" de movilizaciones en toda España

Con unidad ¡Claro que sí­ podemos!

Unidad para denunciar la intervención y el saqueo que el FMI y la UE, Washington y Berlí­n, pretenden imponer en España. Unidad para exigir un referéndum donde las pensiones públicas se blinden en la COnstitución.

5
6 votos
22-02-2013
Unificación Comunista de España acudirá a las manifestaciones con una pancarta donde se vea, bien grande: "¡Sí­ se puede! ¡Unidad! ¡Unidad! ¡Unidad!".
Unificación Comunista de España acudirá a las manifestaciones con una pancarta donde se vea, bien grande: "¡Sí­ se puede! ¡Unidad! ¡Unidad! ¡Unidad!".
Unificación Comunista de España acudirá a las manifestaciones con una pancarta donde se vea, bien grande: "¡Sí­ se puede! ¡Unidad! ¡Unidad! ¡Unidad!".

Más de 200 organizaciones muy diferentes apoyan la convocatoria de las manifestaciones que se celebrarán mañana, sábado 23 de febrero.


Es, quizá, la mayor convocatoria unitaria de movilizaciones. Y esto es un valor en sí mismo.

Desde una gran parte de asambleas del 15-M hasta los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, que a través de la Cumbre Social han apoyado las manifestaciones. "El 23-F hay que señalar a los principales ladrones: al FMi y al BCE y la CE, es decir a Washingtony Berlín  "


Pero también otros sindicatos, como USO  o CGT. Y organizaciones sociales como la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, Democracia Real Ya, Juventud sin Futuro… Y más de 150 entidades que forman parte de la Cumbre Social.


En la manifestación de Madrid, la que se anuncia como emblema de estas movilizaciones, convergerán cuatro columnas, que representan a luchas y “mareas” sectoriales.


La “marea blanca” de la lucha contra los recortes en sanidad. La “marea verde” de las movilizaciones en la enseñanza. La “marea negra” que representa a funcionarios y mineros, que volverán a acudir a la capital de España. La “marea violeta” de los colectivos en defensa de los derechos de la mujer. Y la “marea naranja”, con los sectores condenados a la exclusión social.


Además, colectivos emblemáticos como los bomberos o las organizaciones contra la privatización del agua, se sumaran a la manifestación.


Este grado de unidad es un éxito.


Por eso, Unificación Comunista de España acudirá a las manifestaciones con una pancarta donde se vea, bien grande: “¡Sí se puede! ¡Unidad! ¡Unidad! ¡Unidad!”.


Tres veces unidad. Porque es lo que necesitamos.


Todos sufrimos las consecuencias de los recortes y ajustes impuestos por el FMI o Bruselas. Por eso, la unificación de las diferentes luchas sectoriales, trabajando por que se doten de un programa común, es imprescindible.


En la perspectiva de construir un auténtico Frente Amplio, que represente, de verdad, al 90% de la población que nos oponemos a sufrir recorte tras recorte.


¿Pero dónde deben converger todas “las mareas de indignación?


Desde Unificación Comunista de España proponemos concentrar toda la enorme energía de lucha que van a mostrar las manifestaciones del sábado en un único punto.


Allí donde, precisamente, nuestros enemigos encuentran más dificultades, y donde nosotros, la mayoría de la población, tenemos más fuerza.


Y ese punto no es otro que las pensiones. Desde que el 18 de diciembre, el FMI difundió su “informe sobre España”, donde exigía un severo tijeretazo a las pensiones, este es el centro anunciado de la “batalla de las batallas” en 2013.


Pocos días después, la UE, es decir Berlín, publicó sus “recomendaciones” al gobierno español. Donde volvía a exigir nuevos recortes en las pensiones públicas.


Por eso, una de las pancartas que vamos a llevar a las manifestaciones del 23-F será: “¡Las pensiones a la Constitución! ¡Referéndum YA!”.


¿Qué Washington y Berlín van a decidir, a través del FMI y la UE, el futuro de nuestras pensiones? ¡Ya lo veremos!
Según todas las encuestas, más del 70% de la población española, incluyendo a una buena parte de votantes del PP, están en contra de que nos impongan un nuevo recorte a las pensiones.


¡Esta batalla la podemos ganar!


Por eso proponemos al nuevo movimiento unitario que se está gestando, y que las movilizaciones del 23-F fortalecerán, la de las pensiones como la campaña central que debemos emprender.


La tercera pancarta que los bloques de Unificación Comunista de España llevaremos a las manifestaciones será: “¡No es sólo corrupción… Es intervención y saqueo!”.


Apoyando, en primer lugar, la exigencia de que se desarticulen las tramas de corrupción, endureciendo las penas contra los corruptos, investigando a los “corruptores” –los monopolios y bancos que pagan las “mordidas” y que ahora gozan de impunidad-… Y sobre todo, investigando hasta el final, “caiga quien caiga”.


La corrupción es uno de los delitos más graves. Porque es “robar el pan de todos”. El dinero público que sale de nuestros impuestos, y que deberían estar destinado, no a financiar ilegalmente a partidos y concejales, sino a crear empleo y salir de la crisis.


Pero no podemos aceptar que se utilice la corrupción de los “chorizos locales” para ocultar a los “ladrones globales”… Facilitando que nos puedan robar con impunidad.


Los Bárcenas y Urdangarines deben estar en la cárcel. De eso no hay duda. ¿Pero son ellos los que se llevan el dinero que se recorta en sanidad, educación…?


No. Ese dinero va a pagar los intereses de la deuda –pública y privada-… que acaban en las cuentas de resultados de bancos alemanes, franceses o norteamericanos.


Por eso decimos, bien alto y claro: “¡No es sólo corrupción… Es intervención y saqueo!”.


Todos los telediarios radiografían los desmanes de Urdangarín. Pero el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, acaba de comparecer en el Congreso… -¡a puerta cerrada!-… para decirle a todos los diputados que serán necesarios más recortes.


Las  manifestaciones del 23 de febrero deben señalar con el dedo a los principales ladrones: al FMI y al BCE o la Comisión Europea. A Washington y a Berlín.