SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Bruselas: no hay alternativa a los ajustes

El Mundo

5
1 votos
14-03-2013
www.elmundo.es www.elmundo.es

No es casualidad que la Comisión Europea hiciera público ayer un documento de autodefensa contra las críticas que ha recibido por la gestión de la crisis. Al fin y al cabo la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que comienza hoy abrirá un nuevo debate ideológico sobre la estrategia económica que está llevando a cabo la UE y ofrecerá otra oportunidad a Italia, Francia y España para pedir más flexibilidad a Bruselas.

«No es una elección tan simplista como austeridad o crecimiento. Si fuera así, todos elegirían crecimiento», señalaban ayer fuentes europeas, que insisten en que todos los estados miembros respaldan la política económica de la Comisión, contra la que se han revelado importantes economistas e incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Bruselas sostiene que «no es una llamada dogmática a la austeridad a toda costa, sino una búsqueda del equilibrio entre la implementación de ajustes creíbles, mantener la flexibilidad contra posibles shocks y manejar las limitaciones institucionales». Uno de los mitos que la Comisión trata de desmontar es la creencia de que el mercado reacciona de forma «irracional» y ello lleva a imponer ajustes. «Los diferenciales no están completamente desvinculados de factores objetivos», señalan los autores del texto, Marco Buti y Nicolas Carnot, que sostienen que la mera percepción de que se están haciendo los deberes ha ayudado a reducir los costes de la deuda.

La Comisión concede al FMI que «hay razones para esperar mayores multiplicadores fiscales [efectos de los ajustes sobre la economía] en un momento de débil actividad económica y escaso apoyo en la política monetaria», pero insiste en que «no llevar a cabo esa política de consolidación fiscal podría tener consecuencias aún peores».

El texto sirve también para reforzar la creencia en que Bruselas concederá más tiempo a España para reducir el déficit. «La Comisión ha tomado la iniciativa para aumentar el plazo concedido a los países para corregir sus déficits». Y añaden que esperan que en el futuro se siga teniendo más en cuenta el ajuste en términos estructurales, sin tener en cuenta los componentes del déficit vinculados a la mala coyuntura económica.

¿Qué te ha parecido el artículo?