SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

China es un socio estratégico confiable de Alemania y Europa

Diario del Pueblo

5
2 votos
15-03-2013
http://spanish.peopledaily.com.cn/31619/8163273.html http://spanish.peopledaily.com.cn/31619/8163273.html

Alemania y Europa pueden encontrar en China un socio estratégico confiable porque la dirigencia de China ha demostrado consistencia en su impulso de la modertnización a nivel nacional y ha mantenido una política exterior responsable sobre asuntos internacionales, declaró el ex canciller federal de Alemania Gerhard Schroeder en una entrevista reciente con Xinhua.

Las sesiones anuales de la Asamblea Popular Nacional (APN) y de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), que se están sosteniendo, muestran claramente que el país mantendrá la consistencia de su política de apertura y asumirá su correspondiente responsabilidad en las políticas internacionales a la vez que protege la estabilidad regional, dijo Schroeder. Las dos partes se esforzarán para superar sus diferencias sobre algunos asuntos políticos, indicó

Como se llevan a cabo en Beijing las sesiones anuales de la APN, la máxima legislatura de China, y del Comité Nacional de la CCPPCh, el máximo órgano asesor del país, Schroeder comentó que la nueva dirigencia de China se ha dado cuenta de la necesidad de hacer reformas en tres frentes.

"Primero, es necesario mantener la política de apertura", dijo Schroeder, quien fue canciller federal de Alemania de 1998 a 2005. Como segundo punto indicó que se ha vuelto evidente que el crecimiento económico no se puede lograr a costa de la naturaleza.

"Tercero, se han dado cuenta de que no debe permitirse una creciente disparidad entre ricos y pobres", afirmó. "Por lo tanto, las autoridades chinas enfrentan enormes tareas y se han preparado para trabajar en ellas", indicó.

Schroeder señaló que coincide plenamente con el enfoque de la dirigencia china sobre la aplicación firmes de estándares de protección del medio ambiente para lograr un desarrollo sostenible. El desarrollo de la región occidental del país debe continuar con el fin de reducir la diferencia económica entre las provincias orientales más desarrolladas y la región occidental relativamente subdesarrollada, sugirió.

La meta final es fomentar un mercado interno estable impulsando las necesidades internas, ya que un desequilibrado énfasis en las exportaciones es insuficiente, dijo.

Un cambio fundamental en la modalidad de crecimiento económico en China también puede beneficiar a Alemania debido a las abundantes oportunidades para los dos países para cooperar en la protección del medio ambiente y en energía ecológica, añadió.

"Durante mi gobierno, me esforcé para profundizar las relaciones con China, y establecimos y ampliamos nuestra asociación estratégica", señaló. "Debemos continuar fortaleciendo el intercambio económico por el bienestar de nuestros países", dijo.

China y Europa no compiten entre sí, dijo. La asociación conduce a resultados de ganar-ganar, mientras que el proteccionismo comercial genera más daños a los intereses alemanes que a los de China.

Mencionó que Alemania da la bienvenida a inversionistas chinos y su convicción de que es importante reconocer finalmente el estatus de China como un país con economía de mercado. Las barreras comerciales deben ser eliminadas en la era de la cooperación global.

La cooperación económica aún goza de un gran potencial entre los dos países, dijo, ya que más empresas chinas invierten en el mercado alemán, mencionando como ejemplo la adquisición hecha por el fabricante de equipo de construcción Sany Heavy Industry de Putzmeister, una firma alemana de ingeniería.

Además de la cooperación económica, Schroeder dijo que está feliz de ver un mayor intercambio cultural entre Alemania y China y que más estudiantes chinos vayan a Alemania para estudiar, mientras lo mismo ocurre entre jóvenes alemanes. Al respecto, mencionó que su hija también fue a China a estudiar.

Al comentar sobre la política exterior de China, Schroeder dijo que China ha adoptado políticas exteriores muy responsables, lo cual no solamente contribuye a la construcción de un ambiente estable para su propio desarrollo sino que también desempeña un papel positivo para mantener la estabilidad global.

Durante la próxima década, China debe resolver los problemas surgidos con la rápida modernización en el frente nacional a la vez que mantiene una política exterior responsable para integrarse más al sistema internacional, expresó Schroeder. De esa forma, China continuará sus relaciones con Alemania y Europe como un socio estratégico confiable.

¿Qué te ha parecido el artículo?