S&P amenaza con "la quiebra de España" si no se recortan las pensiones

El ladrón nos amenaza para robarnos

Standard&Poor´s, la agencia de calificación convertida en "brazo armado" del capital norteamericano, ha publicado un demoledor informe donde anuncia un escenario apocalí­ptico si no se recortan nuevamente las pensiones en España. Ya no hace falta advertirlo más. Para todos "excepto para quien no quiere que lo veamos" está muy claro que vienen a robarnos nuestras pensiones. Y están empezando a sacar toda la artillerí­a para forzar el atraco.

5
15 votos
03-04-2013
Desde 1.990, todos los "organismos internacionales" y "centros de estudio" españoles "amparados por Washington o Berlí­n o financiados por los grandes bancos nacionales- han anunciado "la quiebra de las pensiones públicas" en España si no se recortaban. Pasado el tiempo, lo único que ha "quebrado" han sido sus predicciones. Porque el sistema público de pensiones tienen en España un superávit acumulado de más de 60.000 millones de euros.
Standard&Poor´s se ha convertido, y con toda la razón, en una de las instituciones más odiadas por los españoles
Desde 1.990, todos los "organismos internacionales" y "centros de estudio" españoles "amparados por Washington o Berlí­n o financiados por los grandes bancos nacionales- han anunciado "la quiebra de las pensiones públicas" en España si no se recortaban. Pasado el tiempo, lo único que ha "quebrado" han sido sus predicciones. Porque el sistema público de pensiones tienen en España un superávit acumulado de más de 60.000 millones de euros.

Pero, a pesar de que la realidad desmonta sus mentiras, ellos no cejan en su empeño.


Ahora tenemos una nueva versión, que ha adquirido la forma de un informe de Standard&Poor´s, la agencia de calificación que se ha convertido, y con toda la razón, en una de las instituciones más odiadas por los españoles.


Según este “brazo armado” del saqueo del capital norteamericano, el envejecimiento de la población hará que el coste de mantener el actual sistema de pensiones español sea insostenible en 2.050. Anuncian que la deuda pública alcanzará el 247% del PIB –tres veces más que ahora-, y el déficit se elevaría hasta el 17% -casi el triple que los mínimos marcados por Bruselas-.


Lo que conduciría a calificar los bonos españoles como “basura”, convirtiendo en imposible la financiación exterior por los draconianos intereses que comportaría.


Sin embargo, como por arte de magia, el mismo informe pronostica que si se “reforman” las pensiones, fijando como plazo el 2016, en el 2.050 la deuda sólo alcanzaría el 24% y el déficit se reduciría hasta el 1,9%.
Lo que, remarcado por el informe de Standard&Poor´s, conllevaría como “recompensa” que los títulos de deuda española recobrarían la máxima calificación.


"Vienen a robarnos nuestras pensiones. Tenemos que organizar la respuesta" Nada de lo que dicen es verdad. No hay ningún peligro que amenace “la sostenibilidad” del sistema público de pensiones español.


Bueno, sí hay un peligro… El empeño del capital extranjero por quedarse con este suculento botín. Una sustanciosa caja de 115.000 millones de euros anuales. El asalto final ya ha comenzado y el gobierno de Rajoy se dispone a cumplir mansamente el dictado y los plazos fijados por la Troika.


Luis de Guindos, el “ministro-ariete” de Washington en España, se ha encargado de anunciar que la aplicación del “factor de sostenibilidad” –que permitiría al gobierno aplicar recortes automáticos en las pensiones, saltándose el consenso del Pacto de Toledo, “si así lo exige la situación económica- acortará los plazos desde 2.027 hasta 2.014… El año que viene.


Su gran objetivo es reducir el gasto en el sistema público de pensiones. Abriendo con ello la puerta a su privatización parcial, de modo que los fondos de pensiones norteamericanos y las grandes aseguradoras alemanas y francesas puedan llevarse una parte sustancial de lo que hasta ahora ha sido una “caja colectiva” de solidaridad intergeneracional y territorial de todos los españoles.


Ya en mayo del pasado año, nuestro partido, Unificación Comunista de España, adelantándonos a los acontecimientos que ahora empiezan a tomar forma, lanzamos la campaña por exigir un referéndum para que el pueblo podamos decidir una reforma de la Constitución que incluya la prohibición expresa de que ningún gobierno, presente o futuro, pueda tocar, recortar o privatizar el sistema de pensiones públicas.


Ahora se ha convertido en una necesidad nacional. Es imprescindible articular un frente unido de todas las fuerzas que nos oponemos al recorte de las pensiones –y que engloban al 90% de la población, desde la izquierda a la derecha-.


Ellos –el gran capital norteamericano o alemán- están “afilando sus cuchillos”, y no dejan pasar ocasión. Nosotros, la mayoría de los españoles, debemos hacer lo mismo.


Es mucho lo que nos jugamos.