Ana Elisa Osorio

"Todos somos Chávez, pero no cada uno... todos juntos"

Me dijeron que era un dictador pero lo vi ganar 17 elecciones masivamente, en Paz, con apoyo y reconocimiento del mundo entero.

5
1 votos
16-04-2013
Ana Elisa Osorio fue ministra de Medio Ambiente del gobierno de Hugo Chávez durante cuatro años. Vivió desde el gobierno el golpe de Estado del 2002. Actualmente es diputada y vicepresidente de la sección venezolana del Parlatino, y una destacada dirigente del PSUV
Ana Elisa Osorio fue ministra de Medio Ambiente del gobierno de Hugo Chávez durante cuatro años. Vivió desde el gobierno el golpe de Estado del 2002. Actualmente es diputada y vicepresidente de la sección venezolana del Parlatino, y una destacada dirigente del PSUV

Desde muchos medios de comunicación, desde luego en España, se ha dado la imagen de “la muerte de un caudillo”, y de que con su pérdida de desinflará la revolución bolivariana, sin comprender que es todo un pueblo el que se ha organizado para construir un proyecto socialista y revolucionario...

Nosotros estamos todavía en pleno duelo por la muerte del presidente Hugo Chávez, en una situación en la que ha respondido todo el pueblo venezolano, con manifestaciones durante diez días, de hombres, mujeres, jóvenes y niños, despidiéndose del comandante.

La obra del presidente Chávez está en todos nosotros. Yo tengo la apreciación de que la oposición está ahora más asustada que antes, que tienen más miedo a Chávez que cuando estaba físicamente. Porque ahora todos somos Chávez, no que lo somos cada uno, sino que juntos tenemos la fuerza para seguir avanzando.

Quiero leerle algo que ha venido circulando que me parece muy significativo y que yo respaldo totalmente:

Me dijeron que era como Hitler pero nunca lo vi asesinando niños o pueblos. Me dijeron que era un dictador pero lo vi ganar 17 elecciones masivamente, en Paz, con apoyo y reconocimiento del mundo entero. Me dijeron que tenía presos políticos, y lo que vi es que condonó e indultó a quienes le dieron un golpe de Estado y le secuestraron el 11 de abril del 2002. Me dijeron que era un totalitario y lo vi aceptar los resultados del referéndum del 2007 y de paso aceptar que legalmente el TSJ dijera que no hubo Golpe el 11 de abril del 2002. Lo vi apoyar la pluralidad de partidos e incentivar la creación del Gran Polo Patriótico. Me dijeron que era violento en su discurso y escuche a otros llamarlo mico-mandante, simio, sapo o negro marginal y en lugar de esos abrazaba ancianos, homosexuales, afrodescendientes e indígenas. Me dijeron despectivamente que era un caudillo y lo vi darle oportunidad de educación, tierra, salud y vivienda a la gente. Me dijeron que golpeaba a las mujeres y lo escuché declararse feminista. Me dijeron que era un payaso y lo escuche cantar con Silvio Rodríguez y hasta en un filme de Oliver Stone. Me dijeron que regalaba el dinero y gracias a él lo que vi fue caer al ALCA y surgir acuerdos de amor y trabajo entre pueblos hermanos que se conformaron en la ALBA – TCP, PETROCARIBE, UNASUR, CELAC… Me dijeron que tenía el poder de los medios y vi cómo los medios construían lo que les cuento que me dijeron. Me dijeron que era populista (como un defecto imperdonable) y lo que vi fue cómo le dio el poder al pueblo. Me dijeron que estaba loco y lo vi devolverle la independencia a su patria. Me dijeron que había muerto y hoy lo vi… multiplicado en millones"Me dijeron que era populista, y lo que vi fue cómo le dio el poder al pueblo"

Este es el sentimiento que hay en Venezuela ahora mismo. Se lo quería leer porque creo que es algo que lo resume todo.

Casi me ha contestado a toda la entrevista...

(risas)

Hablando de las acusaciones de “dictador”, lo cierto es que la capacidad de decisión del pueblo venezolano ha crecido hasta cotas incomparables con muchos países “desarrollados”. ¿Cuáles son las transformaciones más importantes desde la primera victoria electoral del presidente Chávez, que han permitido a los venezolanos participar con sus decisiones del rumbo del país?

Es absolutamente absurdo y antagónico pensar que aquí vivimos en una dictadura, todo lo contrario. Aquí se inauguró lo que Maduro llama ahora la democracia participativa y protagónica. Antes para nosotros la democracia era ir a votar cada cinco años. Ahora participamos y somos protagonistas en el día a día. 

Una de las herramientas que se han adoptado e implementado legalmente, es el sistema de construcción del poder popular. Existen multitud de medios para ejercer ese poder. La descentralización tal y como nosotros la concebimos, basada en un presidente descentralizador, llega hasta la base, hasta el pueblo mismo, y son los consejos comunales, las comunas, que gestionan sus recursos e invierten los recursos del Estado para la mejora de su comunidad, y no solo física, sino también para mejoras sociales. 

Además hay una enorme conciencia colectiva. Un gobierno populista le da cosas al pueblo pero no le da conciencia, herramientas para gobernar. Y eso es lo que Chávez hizo. Tenemos un programa, que Chávez dejó como legado y que va a ejecutar Maduro cuando llegue a la Presidencia de la República, que está orientado por la transferencia de poder al pueblo. Que se siga consolidando el poder popular. Realmente somos conscientes de que ese es el camino a coger. 

Un pueblo que es capaz de parar un golpe de Estado en las calles, y ha mantenido el apoyo abrumador, pese a las dificultades, elecciones tras elecciones, solo puede existir consciente...

Y esa conciencia del pueblo ha crecido enormemente. No dejamos de maravillarnos de cómo en estos diez días de funerales del presidente Chávez, el pueblo no dejaba de manifestarse, esperando hasta 10 y 12 horas para verle y despedirse. Tiene que haber mucho amor para que una persona pase hasta 44 horas, los primeros días, esperando para despedirlo. La gente se llevaba su propia logística, su bebida y su agua, para pasar horas bajo el sol. Porque además estamos en plena sequía y el tiempo es muy caluroso."Un gobierno populista le da cosas al pueblo pero no le da conciencia"

Cuando a la gente se le preguntaba por qué estaba ahí, además del amor y el sentimiento, se veía también una conciencia de la necesidad de defender este proceso que costó arrancarlo y que ha sufrido durante 14 años golpes de Estado, paros petroleros, sabotajes, los medios de comunicación permanentemente atacando el proceso, al presidente Chávez, la burguesía más recalcitrante buscando cómo desestabilizar el país, acaparamiento de los productos de primera necesidad, especulación...  

Esto lo que ha hecho es consolidar la conciencia de un pueblo que vio que esta es la salida, porque realmente la gente ha visto avances en su bienestar y en su vida.

¿Qué destacaría usted de esos avances?

El presidente Chávez logró reducir la pobreza de 60% al 20%, y la pobreza extrema del 30% al 6%. Todavía queda un 6% de pobreza extrema que tenemos que luchar contra ella y terminarla. No tenemos gente que se muere de hambre, no tenemos niños en la calle, que habían muchos en el año 98. Tenemos un programa de vivienda que ha construido más de 500 mil viviendas en los últimos años, y que va a seguir con el mismo ritmo hasta que en un plazo de 5 o 6 años no haya ni una sola familia que no tenga vivienda digna. 

Nadie se queda sin estudiar en Venezuela, y hasta el nivel que quiera. Tenemos los mayores índices de matriculación universitaria de toda Latinoamérica. El analfabetismo lo bancamos. Hemos alcanzado una buena parte de las metas del milenio. La mujer tiene cada vez mayor participación y presencia, con medios que la protegen. Las misiones educativas, de salud, de trabajo, para la tercera edad... hoy en día hemos pasado de 300 mil personas a 2,5 millones de personas pensionadas de acuerdo al sueldo mínimo. Todos los años, religiosamente, se ha aumentado el salario mínimo para equilibrar la inflación y que no se vieran afectados los salarios. Es una medida que se ha tomado durante 14 años y que seguro que Maduro este año también tomará. "Regalaban la riqueza, hasta que se encontraron con un gobierno antiimperialista"

En los momentos más críticos nunca el gobierno ha dejado de equilibrar el salario mínimo. El poder adquisitivo del pueblo venezolano ha mejorado muchísimo. La ingesta de proteínas está  por encima del promedio estipulado. Tenemos un bienestar en nuestro país que contrasta con la crisis económica que vive Europa.

Y poniendo la principal riqueza del país, el petróleo, al servicio del pueblo...

Antes nosotros prácticamente regalábamos el petróleo. Ahora nos acusan de que lo regalamos, pero lo regalaban antes, porque las transnacionales no pagaban nada por las regalías, y hoy en día pagan un 33%, pagan impuestos sobre la renta... cuando llegamos al gobierno el barril estaba a 7€ porque habían echado por tierra los acuerdos de la OPEP, entregando nuestra riqueza a las transnacionales. Hasta que se encontraron con una política antiimperialista, con un país consciente de la importancia de preservar su independencia y su soberanía nacional. 

El presidente Chávez inculcó la importancia de nuestra historia y de nuestras raíces. Nunca antes oíamos hablar de Simón Bolívar, ni de ninguno de los héroes de la Independencia, de las guerras contra las invasiones o las cúpulas de poder. Hoy en día somos un pueblo formado políticamente, con conciencia. 

Y frente a esto, la oposición ha manejado de manera canalla y sucia la muerte del presidente Chávez. Tergiversando información, manipulando cualquier frase que se pueda sacar de contexto. Es una guerra psicológica ensayada y puesta en marcha en nuestro país.

¿Cual ha sido el proceso de la redistribución de la riqueza y de la industrialización en Venezuela?

Hemos reducido enormemente la desigualdad en la distribución entre las rentas del trabajo y las rentas del capital. Existe una mayor redistribución, aunque tenemos que seguir avanzando en eso. Tenemos también que avanzar en la diversificación de nuestra economía. Somos conscientes de que no podemos seguir siendo un país que dependa principalmente de la renta petrolera, por más que seamos uno de los mayores productores del planeta, es importante la industrialización país, el desarrollo de las industrias básicas. No podemos ser solo un país de exportación de materias primas. Hay que darles un valor agregado. 

Hemos avanzado en materia agroalimentaria, y también en la industria del plástico. Pero para todo esto tenemos la plataforma que nos ha legado el presidente Chávez, que para nosotros es un segundo libertador, que dio conciencia, soberanía y una independencia que estamos dispuestos a defender con todo. Y este es un sentimiento popular en Venezuela.

Y todo empieza por la soberanía nacional. Desde repeler los golpes de Estado, las intervenciones e injerencias norteamericanas, hasta hacer valer la voz de Venezuela en el mundo...

Esto es parte fundamental de la política del presidente Chávez. Pero también de la política internacional, porque nosotros no visualizamos la soberanía más que como parte del proceso latinoamericano. El presidente Chávez tuvo un liderazgo extraordinario en ese proceso. No solo en Venezuela, sino en toda la patria grande, en Latinoamérica y el Caribe. El ALBA, UNASUR... el presidente Chávez tuvo una participación protagónica.

Cuando derrotamos al ALCA, se gestó el ALBA como un mecanismo novedoso, porque no solo sirve para intercambiar y comercializar, sino para la cooperación, la solidaridad, la complementariedad... un factor muy importante que hasta ahora no se había aplicado, aprovechando la fortaleza de cada país promover una integración que va más allá de los gobiernos, a la que se incorporan los movimientos sociales. No hablamos solo de comercio, sino de cultura, ciencia y tecnología. 

Todo este trabajo protagonizado por el presidente Chávez contribuyó también a acabar con un mundo unipolar, dominado por una única potencia. Hoy en día, creo que son conocidas en todo el mundo las contribuciones del presidente Chávez para avanzar hacia un mundo multipolar. Está China, India Rusia, Sudáfrica y Latinoamérica que se consolida como un polo a la altura de la Unión Europea."Chávez contribuyó a acabar con un mundo unipolar"

Para nosotros ha sido un honor la presencia de 50 jefes de Estado en los funerales del presidente Chávez. El Príncipe de Asturias estuvo aquí, todos los presidente de América Latina, el de Irán, el de Bielorrusia... es un reconocimiento del hombre que significó el presidente. 

Yo, personalmente, nunca tendré manera de agradecerle a la vida haberme permitido convivir,  trabajar y luchar al lado del presidente Chávez, ser una de sus colaboradoras. Es un honor que te transforma la vida para siempre. 

Por lo que está diciendo, ¿realmente piensan que Venezuela señaló el camino, en gran medida, para el resto de pueblos latinoamericanos?

Sin duda alguna el trabajo del presidente Chávez transcendió en ese sentido. Cuando el presidente Chávez empezó a gobernar y avanzaba la izquierda revolucionaria, el único país independiente en este sentido era Cuba. También estamos agradecidos al pueblo cubano por eso. Las conversaciones de Fidel y Chávez permitieron visualizar el camino a coger. 

La personalidad de Chávez, que no pasaba desapercibida, que donde se paraba era escuchado (era imposible no escucharle), incidió mucho en que otros pueblos se dieran cuenta que era posible cambiar. Como en Bolivia, Ecuador, los avances en Argentina, Brasil... que se han ido sumando a este maravilloso movimiento liberador que se está dando en América Latina y el Caribe. 

¿Cuáles son las expectativas electorales cara al 14 de abril?

Tenemos las elecciones encima, queda menos de un mes, que es lo que dicta la Constitución. El presidente Chávez propuso a quien consideraba que tenía mejores condiciones para sucederlo en este curso electoral. Y esto es algo que ha sido respetado por todo los chavistas, por todo el PSUV, por todo los países que apoyan a Venezuela y por todo el Polo Patriótico. Hay una unidad importante, férrea, sin fisuras, entorno al camarada y compañero Nicolás Maduro.

Estoy segura que Maduro va a conseguir, como mínimo, los mismos votos que tuvo el presidente Chávez, sino más. Hay una conciencia enorme en el pueblo de no permitir que la derecha vuelva a gobernar aquí. Además la derecha está desorientada, perdió el rumbo y no sabe dónde atacar. Desde luego se equivocaron mucho al meterse con los sentimientos de la gente hacia Chávez, con su familia. Es un error enorme que les resta muchísimos apoyos.

Tenemos que empezar la campaña, pero pensamos que desde luego las condiciones son muy favorables para el compañero Nicolás Maduro, que va a ser nuestro presidente para consolidar la obra del presidente Chávez. Esto es lo que todos realmente deseamos. 

 

¿Qué te ha parecido el artículo?