15 directivos del Ibex cobraron 127,2 millones de euros en 2012

Sin perdón. ¡Redistribución ya!

Mientras el paí­s se hunde en una situación de auténtica emergencia nacional, con más de 6 millones de parados, brutales recortes de plantillas y de salarios, las cúpulas de las grandes empresas de la bolsa "bancos y monopolios" siguen engordando sus retribuciones y se reparten millones de euros.

F. Huertas
9 votos
26-04-2013
Según los datos presentados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores los consejeros de las empresas del Ibex 35 cobraron 268,6 millones de euros en 2012, un 5,64 % más que el año anterior. Sólo entre los 15 directivos mejor pagados del Ibex 35 se repartieron 127,2 millones de euros, una media de 8,48 millones de euros por directivo.
Subidas escandalosas para ellos, devaluación salarial para nosotros
Según los datos presentados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores los consejeros de las empresas del Ibex 35 cobraron 268,6 millones de euros en 2012, un 5,64 % más que el año anterior. Sólo entre los 15 directivos mejor pagados del Ibex 35 se repartieron 127,2 millones de euros, una media de 8,48 millones de euros por directivo.


Lejos de ajustarse, consejeros y directivos de las empresas cotizadas en el Ibex 35, banqueros y altos ejecutivos monopolistas, han seguido aplicando todo tipo de estratagemas para cobrar aún más: dietas por reuniones, aportaciones a sus planes de pensiones, indemnizaciones, reparto de bonus por objetivos y acciones que han engordado sus millonarias retribuciones.

"15 consejeros del Ibex cobran el equivalente al salario de 7.700 trabajadores" Desde los 33,3 millones d euros cobrados por el ex número dos de Telefónica, Julio Linares, (24,7 millones en concepto de indemnización por cesar en sus funciones ejecutivas), hasta los 3,30 millones cobrados por Rafael Villaseca de Gas Natural. Pasando por los 10,35 millones de Joaquín Ayuso (Ferrovial); los 9,67 millones del consejero delegado del BBVA, Ángel Cano; los 9,41 millones de Pablo Isla (Inditex), los 9,21 millones del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; los 8,23 millones de Alfredo Sáenz, consejero delegado del Santander; los 7,63 millones del presidente de Repsol, Antonio Brufau; o los 7,40 millones del presidente de Telefónica, César Alierta.

Y esa es sólo la lista de la CNMV, no están todos. Ahí faltan altos ejecutivos como Francisco González, el presidente del BBVA que se embolsa 19,7 millones de euros anuales, o los millonarios sueldos de Florentino Pérez (ACS), José Manuel Entrecanales (Acciona)…, cuyas empresas aún no han publicado sus retribuciones.


Subidas escandalosas para ellos, devaluación salarial para nosotros
Según un estudio de CCOO sobre las empresas del Ibex 35, entre 2007 (inicio de la crisis) y 2011 los consejeros y directivos del Ibex 35 incrementaron sus retribuciones un 15,2 %. Es decir ahora mismo, con la subida del 5,64 % en 2012, estarían cobrando un ¡20,84 % más que hace 5 años!

Todo un escándalo, máxime cuando según los datos de la Contabilidad Nacional los salarios bajaron casi un 4 % en el último trimestre de 2012 (4,6 % según la oficina de estadística europea Eurostat), con una bajada real acumulada de entre el 25 % y el 30 % de poder adquisitivo desde el inicio de la crisis. Si tenemos en cuenta que según el INE el salario medio bruto está en 1.946 euros/mes, resulta que sólo los 15 consejeros que más cobran del Ibex 25 están cobrando 5.500 veces el salario medio. O el equivalente al salario de 7.700 trabajadores que cobran el salario más frecuente en España, 1.374 euros/mes.

¡Redistribución salarial ya!
La abismal diferencia entre los millonarios sueldos de una minoría y la inmensa mayoría de sueldos ni-mileuristas, de millones de parados y pensionistas con subsidios o pensiones de miseria, incluso sin ningún tipo de ingresos, reflejan el gigantesco abismo social de nuestro país, el segundo país con más desigualdad de toda Europa, sólo superado por Lituania.


"Redistribución salarial: ningún salario por debajo de 1.000, ninguno por encima de 10.000" Desde “De verdad contra la crisis” venimos proponiendo la redistribución de la riqueza como uno de los puntos nodulares de la alternativa para salir de la crisis. Una redistribución que no sólo reduciría ese abismo, sino que sería un potente motor de reactivación del mercado interno y la economía nacional.

Una redistribución que pasa, en primer lugar, por aplicar una redistribución salarial, estableciendo una escala salarial para que ningún salario esté por debajo de 1.000 euros netos al mes, pero tampoco ninguno por encima de los 10.000.

Una redistribución que reduciría lo que se llevan unos pocos, los consejeros y ejecutivos de bancos y monopolios, pero que supondría un aumento generalizado de los sueldos de millones de trabajadores y, por lo tanto, del poder adquisitivo de las familias.

¿No claman el FMI y Berlín por que se sigan rebajando los salarios? ¡Sí, pero para los altos ejecutivos del Ibex 35 y los grandes monopolios y multinacionales que se han beneficiado de miles de millones de euros de los rescates a la banca y los monopolios, mientras han despedido a cientos de miles de trabajadores y recortados los sueldos de los demás.