Consulta popular en la sanidad madrileña

El 99% dice NO a la privatización

La realización de una consulta popular con la participación de casi un millón de madrileños es la auténtica victoria de la democracia contra la infame expropiación del patrimonio sanitario.

5
7 votos
20-05-2013
El 7 de junio es la fecha lí­mite para que las empresas privadas interesadas presenten sus ofertas a la Comunidad. La reciente presentación del pliego de condiciones (tendrán que presentar una experiencia de cuatro años en la gestión sanitaria y podrán optar como máximo a gestionar durante diez años dos de los cinco "lotes" de hospitales a concurso) ya ha tenido una respuesta de altura.
El 7 de junio es la fecha lí­mite para que las empresas privadas interesadas presenten sus ofertas a la Comunidad. La reciente presentación del pliego de condiciones (tendrán que presentar una experiencia de cuatro años en la gestión sanitaria y podrán optar como máximo a gestionar durante diez años dos de los cinco "lotes" de hospitales a concurso) ya ha tenido una respuesta de altura.


El pasado domingo día 12 de Mayo se comunicaron los resultados en el acto de cierre de la manifestación del 15-M (tras el homenaje a José Luis Sampedro) dentro de los actos del Mayo Global.  La Marea Blanca ha adquirido, con esta nueva conquista, renovadas fuerzas y energías para continuar con su lucha. La unidad de todas las organizaciones profesionales y sociales convocantes, su trayectoria de lucha democrática, la justeza de sus reivindicaciones ha logrado un apoyo poco menos que abrumador del pueblo madrileño.


"La Marea Blanca ha adquirido, con esta nueva conquista, renovadas fuerzas y energías"  Apoyo, en primer lugar a que las grandes decisiones y reformas se decidan en referéndum tras un debate social. El 99% de los 920.987 votantes que han acudido a las 1.837 mesas de la Consulta por la Sanidad Pública han dicho no. Aun así cada uno de esos votos ha sido un voto a favor de que no se usurpe dicho debate social y, por tanto, la propia realización de la consulta ciudadana es una excelente noticia en sí misma. Tal y como explican los grupos impulsores en el blog de la consulta, continuarán dando información en la calle sobre la consulta hasta el día 15 en tres plazas céntricas de Madrid: la Puerta del Sol, la plaza de Celenque y la plaza de Neptuno.

Apoyo abrumador dadas las propias condiciones en que se celebró la consulta. Debemos de recordar que la Marea Blanca empezó hace apenas seis meses a inundar las calles madrileñas a raíz de la aprobación del Plan de Garantía de Sostenibilidad del Sistema Sanitario aprobado por el PP en la Asamblea de Madrid en diciembre pasado. Previamente, en noviembre, las movilizaciones y huelgas habían dado un fruto valioso de unidad entre los profesionales y las asociaciones ciudadanas: la paralización de la conversión del Hospital de La Princesa en un hospital geriátrico.

Tras las marchas periódicas, concentraciones,  encierros y actos de todo tipo el gobierno madrileño publicó hace pocas semanas los pliegos de las condiciones para la licitación de la gestión sanitaria de seis hospitales y un 10% de los ambulatorios a las empresas interesadas. La respuesta ha sido extraordinaria. El pueblo madrileño no quiere la privatización. La lucha cuenta con el apoyo de 1 de cada 3 madrileños.

¿Es eso poco? No, si tenemos en cuenta que la consulta no ha llegado a todo el mundo. Han sido apenas cinco días y no ha contado con la difusión de los principales medios de comunicación. Y, aún así, el consejero ha tenido que tildarla de “parodia” poniendo en duda su valor democrático. Ladran, luego cabalgamos.

Una fiesta democrática de verdad
"Casi un millón de votantes ponen al consejero contra las cuerdas" La consulta comenzó el domingo 5 y terminó el viernes 10 de mayo, y ha sido promovida por colectivos implicados en la marea blanca, asambleas del 15M de diferentes pueblos y barrios, asociaciones de usuarios de la sanidad pública, y otras de trabajadores, como la Asociación Madrileña de Enfermería o P.A.T.U Salud, siguiendo el ejemplo de la consulta sobre la privatización del Canal de Isabel II. La pregunta planteada era  "¿Está usted a favor de una sanidad de gestión pública, de calidad y universal, y en contra de su privatización y de las leyes que lo permiten?", en referencia a los planes del ejecutivo regional de privatizar 6 hospitales y hasta un 10% de los centros de salud.

El consejero de salud, al tildarla de parodia no habla por su cuenta. La consejería de salud está respaldada por el gobierno y los organismos internacionales que han puesto la privatización sanitaria como una de las condiciones para no estrangular a España. Es un plan perfectamente diseñado y cuya ejecución cuenta con asesores ligados a la banca extranjera. Recientemente salió a la luz que el gobierno catalán dispone de un plan estratégico elaborado por la consultora norteamericana PwC, que incluye la venta, vía subasta, de partes fundamentales del sistema sanitario como  hospitales, centros de atención primaria, servicios de ambulancias Servicio de Emergencias Médicas (SEM), laboratorios o la empresa que gestiona los servicios de diagnóstico por imagen en los grandes hospitales públicos. ¿Quién les asesora en Madrid?


Un paralelismo útil
En marzo de 2012 votaron casi 200 mil personas para que el Canal Isabel II permanezca en manos públicas. Pese a tratarse de una iniciativa ciudadana no vinculante, la consulta venía precedida de la entrega de  35.000 firmas en diciembre de 2011 y de una Iniciativa Legislativa impulsada por seis ayuntamientos de la Comunidad.  La lucha ciudadana junto a las irregularidades legales del expolio han conseguido frenar la privatización. No es la falta de buenas ofertas debido a la situación de los mercados, como repite  Ignacio González. Combinando movilización social, lucha jurídica y presión institucional en los municipios se pretende parar un expolio que busca garantizar beneficios seguros a las élites a costa de los bienes comunes.


Aunque no sean consultas vinculantes, tienen su fuerza en la movilización del conjunto de los ciudadanos, o de un porcentaje significativo de ellos. Si 200 mil votantes tuvieron un peso importante en el agua, casi un millón pone al consejero contra las cuerdas. Vamos a ver quién representa aquí la parodia democrática.

Durante seis días en la CONSULTA POR LA SANIDAD hemos votado

935794

personas en

103

municipios de la de la Comunidad de Madrid.
 
A la pregunta:

¿Está usted a favor de una sanidad de gestión pública,  de calidad y universal, y en contra de su privatización y de las leyes que lo permiten?
 
929.903 personas, un 99,4%, han respondido que SÍ
3.558 personas, un 0,4%, han votado que NO
1.454 personas, 0,2 % han votado en blanco
y se han producido 879 votos nulos, 0,1%

“El pueblo de Madrid contra los invasores de la sanidad”
La asociación de facultativos y especialistas de Madrid representó el pasado 2 de mayo el “fusilamiento de la sanidad pública” al no escuchar, el gobierno madrileño, la alternativa de los profesionales sanitarios a la privatización. y ha tomado como referencia los fusilamientos del 2 de mayo de 1808. Fátima Brañas, portavoz de la asociación de facultativos AFEM, subraya que Ignacio González y la Comunidad de Madrid no han escuchado la alternativa de los profesionales sanitarios a la privatización: “nosotros hemos puestos datos y hechos que demuestran que se pone en riesgo la calidad de la atención de los pacientes con la privatización y seguiremos luchando por la vía legal. Seguiremos hasta conseguir nuestro objetivo: sanidad pública, mejor gestionada pero pública": Curiosamente, la venta de la sanidad beneficia especialmente la invasión de fondos de inversión extranjeros en un sector, como la sanidad, hasta ahora virgen a sus zarpas.