SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Aznar lanza una dura enmienda a Rajoy y abre la puerta a su regreso

La Vanguardia

5
1 votos
22-05-2013
www.lavanguadia.com www.lavanguadia.com

Aznar vuelve por sus fueros para hacerle una enmienda a la totalidad a la gestión de Mariano Rajoy al frente del Gobierno, hasta el punto de asegurar que a él, como a muchos de los votantes del PP le gustaría “ver un proyecto político claro y una acción política decidida” desde el Gobierno. El expresidente del gobierno, José María Aznar, concedió ayer una entrevista a Antena 3, en la que pasó revista a la actualidad política española y planteó sus recetas particulares, aunque supusieran un choque frontal con la hoja de ruta de Rajoy. De hecho, Aznar desplegó su particular plan reformista que resumió en la necesidad de un proyecto renovado recuperando “objetivos históricos” de la transición. El plan de Aznar si fuera presidente del Gobierno central pasa por cinco estadios: Hacer de España un Estado viable y sostenible, poner en marcha una reforma institucional para garantizar el cumplimiento del Estado de derecho, una reforma fiscal urgente que baje los impuestos y ponga fin al “grave castigo” de las clases medias, un nuevo pacto social sobre pensiones y sanidad, entre otras cuestiones, y en último lugar la recuperación de la posición internacional de España.

Según Aznar, la crisis política, institucional y económica “sin precedentes” que vive España no debería impedir que el PP cumpliera con el mandato de las urnas, incluyendo una bajada de impuestos. Y tras exponer su estrategia, Aznar dejó abierta la posibilidad de volver a la política si la situación de España lo requiriera: “Cumpliré con mi responsabilidad, con la que me dicta mi conciencia, con la responsabilidad que tengo con mi país y con la responsabilidad que tengo con mi partido”. Sin más. Pero sin dejar lugar a dudas en la interpretaciones.

Aznar defendió el papel de la Corona en un futuro y aseguró que “presidirá momentos brillantes del futuro de España. Y, para los suyos, alertó que el PP no debe “contaminarse” de la dinámica de partidos en la que los nacionalistas “son secesionistas y el PSOE está desapareciendo”. El PP, insistió, debe defender unos objetivos históricos para España. El déficit a la carta le parece “expresión del problema de segregación de España que carece de instrumentos para garantizar la cohesión social y territorial”. Y calificó de gravísimo que Artur Mas “se niegue a cumplir la legalidad”. Consideró que la prioridad es “restablecer las bases de la nación española” y auguró la división de la sociedad catalana.

En la entrevista, Aznar también entonó un “rotundamente no”, al ser preguntado si recibió sobresueldos en negro del PP. Explicó que siendo líder de la oposición cobró como diputado y como presidente del PP y, ya en la Moncloa, sólo percibió la retribución de presidente del Gobierno. Es más, desveló que pagaba todos los años a Hacienda un 10% de su sueldo por vivir en La Moncloa. Sobre los sobres, explicó que los únicos sobres que vio son los que había en la Moncloa cuando él llegó: 300.000 pesetas diarias de fondos reservados, para gastar a libre disposición, a los que él puso fin. Sobre los demás dirigentes del PP, Aznar dijo no tener dudas de que todo lo que cobraron fue legal, y de que toda la contabilidad del PP es la que tiene en su poder el Tribunal de Cuentas. El resto, dijo, intentos de destruirle. “Lo que no se puede destruir es que siendo presidente cree 5 millones de puestos de trabajo, que legé a mi sucesor y que se han destruido”.