Agustí­n Sánchez Vidal

Dalí­, el enigma sin fin

Agustí­n Sánchez Vidal es catedrático de Historia del Cine de la Universidad de Zaragoza y autor de "Buñuel, Lorca, Dalí­: El enima sin fin"

5
3 votos
02-07-2013
Dalí­ es un personaje imprescindible para comprender las luces y las sombras del siglo XX
Dalí­ es un personaje imprescindible para comprender las luces y las sombras del siglo XX

¿Qué es lo que hace a Dalí tan moderno?

A Dalí le hace moderno el hecho de haber afrontado con un grado de audacia e implicación las principales contradicciones del siglo XX. Dalí no fue sólo un pintor, fue un pensador y se enfrentó al siglo con una estrategia multimedia. Todas las contradicciones que el acertó a ver en la sociedad norteamericana de la posguerra ya las consideró desde las zonas más oscuras de su subconsciente individual .Esto le ha dado un recorrido más largo de lo que muchos pensaban. Muchos creían que cuando Dalí muriera, dado que él era su principal promotor su obra dejaría de interesar. Sin embargo Dalí tiene un interés y sobre todo una proyección masiva que logran muy pocos artistas. 

¿No influye también que los sueños y pesadillas de Dalí son también los nuestros?

Sí. En la obra de Dalí hay un ahondamiento en el propio psiquismo, es su propio subconsciente para poder llegar a los conflictos enterrados que tenemos todos. Y eso a mucha gente le molesta. Se le ha comparado en ocasiones con el Bosco. De la misma manera que el Bosco a través de sus imágenes monstruosas y grotescas pinto los terrores de la transición de la Edad Media Dalí busco el equivalente de sus conflictos en nuestra época. Las referencias a la guerra civil o la era atómica así como determinados descubrimientos y conflictos son constantes en su obra. Todo eso lo hace un personaje imprescindible para comprender las luces y las sombras del siglo XX. Los relojes blandos de  “La persistencia del tiempo” son expresión de su impotencia sexual, un elemento froidiano, y a la vez representan el espacio y el tiempo después de la teoría de la relatividad. El mundo tras Einstein es mucho mas plástico y flexible que en el rígido mundo de Newton. “La persistencia del tiempo” es una imagen canoníca para entender el trasfondo del siglo XX."Dalí busco el equivalente de sus conflictos en nuestra época "

¿Se puede entender a Dalí sin Buñuel o sin Lorca?

No. Sobre todo en su primera etapa en la Residencia. Él mismo reconoció que el encuentro en la Residencia fue decisivo. Hay que tener en cuenta la diferencia de edad. Lorca por ejemplo le llevaba a Dalí 6 años y Buñuel a Lorca le llevaba 4 años. Estas diferencias en determinadas edades son pequeñas pero no en la adolescencia. 

Encontrarse con Lorca que tenía muy clara su vocación como escritor le influenció poderosamente en su interés por la literatura muy importante en la biografía de Dalí. Porque Dalí es mucho más que un pintor surrealista. En el centenario del nacimiento de Dalí, se publicaron más de 100.000 páginas escritas por él, algo excepcional en un pintor. 

La relación de Dalí con el cine a través de Buñuel es también muy importante. Tanto por su colaboración en “Un perro andaluz” con Buñuel o ´La edad de oro” como su influencia en “Recuerda” de Hitchcock , sus colaboraciones con Disney o varios proyectos con los Hermanos Marx que finalmente no salieron adelante. 

No por casualidad son las tres personalidades más representativas y universales de la cultura española en el siglo XX. El encuentro de estas tres personalidades cuando todavía ninguno de ellos era un personaje público es un episodio excepcional.

¿Qué hace tan especial el cuadro “El enigma sin fin” de Dalí?

La relación entre Buñuel, Lorca y Dalí no era fácil de establece en el momento en que la estudié. Ahora resulta casi un tópico. Hoy se da por sabido pero entonces había que estudiar e investigar mucho para conectar a estos tres personajes. “El enigma sin fin” está pintado en el 38 en plena guerra civil. Ellos habían acordado que si por alguna circunstancia se separaban se volverían a encontrar diez años después en los bajos del Palace donde había un club de jazz. Pero Lorca había sido fusilado y el cuadro significa este encuentro imposible. Es una especie de coágulo lleno de significados que hay que explicar. Los dos supervivientes, Dalí y Buñuel, lanzan una serie de alusiones cruzadas muy complicadas de descifrar porque el cuadro de uno responde a la secuencia de una película del otro siempre con el espectro de Lorca, el amigo muerto. Lorca es el símbolo de la guerra civil que ha separado a estos dos amigos. 

Este cuadro es la gran encrucijada y lograr desentrañar todas las implicaciones que hay en las imágenes superpuestas en “El enigma sin fin “era un desafío. Son seis imágenes superpuestas o dobles. El rostro de Lorca, un bodegón, un filósofo reclinado son espejos que se reflejan el uno en el otro en una perspectiva en abismo. Quizá el gran do de pecho de Dalí es lograr a través de sus imágenes múltiples y del método paranoico-crítico que una imagen no tuviese una lectura unívoca.

¿Cuáles son las claves que permiten en este periodo una nueva Edad de Plata de la cultura española?

La Residencia de Estudiantes es un proyecto cuidadosamente preparado que no surge de la noche a la mañana. En cierto modo es el remate de una cultura liberal que había desarrollado la Institución Libre de Enseñanza que aglutinaba a un grupo de docentes durante la Restauración de Cánovas de Castillo. Con la idea clara de regenerar el país a través de un proyecto educativo sostenido en el tiempo la Residencia de Estudiante significó el proyecto didáctico más avanzado de la época donde se formaría a las futuras elites que dirigirán el país. "“La persistencia del tiempo” es una imagen canoníca para entender el siglo XX"

(…)

Hacía 30 años que no se exponía una antología de Dalí. ¿Cómo es posible? ¿Sigue siendo hoy Dalí un personaje incómodo?

Respecto a Dalí ha habido muchos prejuicios desde sectores progresistas por su convivencia con el franquismo pero también porque Dalí fue un artista multimedia. Su colaboración con el cine considerado despectivamente un medio de masas ha influido en ese desinterés por su obra. Dalí tuvo que desarrollar una estrategia exhibicionista para dirigirse directamente al público porque fue expulsado por la “inteligencia” y los críticos atrincherados en las revistas más influyentes. 

En la exposición sin embargo podemos ver la obra “Alucinación: seis imágenes de Lenin sobre un piano” o “Niño geopolítico contemplando el nacimiento del hombre nuevo”

Son dos momentos diferentes. Por ejemplo el libro de ” Los Putrefactos” escrito junto con Lorca, un proyecto que nunca llega a rematar, corresponde a un lema de la Residencia de estudiantes según el cual se consideraba putrefacto todo lo que no era moderno, lo decimonónico. Putrefacto era todo lo que en definitiva se oponía al avance de las vanguardias. Se corresponde a la etapa de un Dalí vanguardista que quema etapas de una forma aceleradísima: el dadaísmo, el surrealismo… Pero Dalí fue un vanguardista muy a pesar. Tanto es así que acabó recabando en el realismo y clasicismo. No son Dalís sucesivos sino distintos Dalís que conviven en la misma figura. Jugó con todas esas cartas sin limitarse a ser un pintor vanguardista.

¿Qué te ha parecido el artículo?