Tratamiento del SIDA

En los inmunes está el remedio

Si en los inmunes no está el remedio, ¿cuál es el problema? ¿Incapacidad técnica de convertir estos hallazgos en armas terapéuticas? ¿En la falta de voluntad para hacerlo?

5
2 votos
10-07-2013
Una rara enfermedad hereditaria vuelve inmune al HIV a una familia en Castellón. ¿De nuevo a las puertas de una cura revolucionaria?
Una rara enfermedad hereditaria vuelve inmune al HIV a una familia en Castellón. ¿De nuevo a las puertas de una cura revolucionaria?

Después de 10 años de seguimiento, expertos de La Fe de Valencia y del Valll d’Hebrón de Barcelona han descubierto el gen que causa una rara distrofia muscular a una familia de Castellón. Resulta que el gen defectuoso codifica una proteína llamada transportina3 relacionada con la entrada del VIH en las células. Acto seguido la Unidad de Inmunopatología del Sida del Centro Nacional de Microbiología ha comprobado si efectivamente el defecto en transportina3 bloquea la infección del VIH y la respuesta es positiva. Este hallazgo, afirman, puede suponer un aldabonazo a los hasta ahora infructuosos intentos de elaborar una terapia válida y no tóxica. El problema está en la financiación, en los recursos necesarios para lograr que este trabajo tenga una aplicación real, tanto para la familia Guirao, que lleva cinco generaciones sufriendo esta distrofia muscular, como para los enfermos de SIDA. Se ha creado una alianza entre los laboratorios que investigan la miodistrofia y dicha Unidad de Inmunopatología. A pesar de ser conocida, nunca se había planteado como molécula diana por su importancia en otros procesos. Se creía que al bloquearla sería incompatible con la vida.

El estudio de los individuos inmunes al ataque que supuestamente el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) realiza contra las células T4 ha sido una de las grandes esperanzas para hallar la vacuna definitiva contra el SIDA. Sin embargo hasta ahora no han rendido más que limitadas  aplicaciones para la industria farmacéutica y biotecnológica. 

Genes y mutaciones

En 1990 un grupo de científicos descubrió que un alto porcentaje de personas “inmunes” al VIH tiene un gen, HLA-B57. Pero no fue hasta 2010 que se supo cómo este gen hace que el organismo fabrique un plus de linfocitos T , más potentes y letales para defender al organismo. Por ello se cree que uno de cada 200 individuos tardan mucho o no llegan a desarrollar la inmunodeficiencia, el SIDA. Aunque también tienen más riesgo de padecer enfermedades autoinmunes. 

A finales de los 90 se descubrió una mutación llamada CCR-5-delta-32 en Steve Crohn, un homosexual neoyorkino que no se seroconvertía a pesar de tener sexo sin protección mientras sus colegas y parejas morían de SIDA. Los genes de Crohn no producen una de las dos proteínas-receptores que el virus necesita para entrar en la célula. Esta inmunidad natural sería la misma que en 1665 habría protegido a los pobladores de Eyam, un pueblito minúsculo de Inglaterra, de caer muertos a causa de la peste negra.

Eso sí, para garantizarse las (supuestas) ganancias futuras, los investigadores del Instituto Aaron Diamond ya se aseguraron las patentes de ciertos genes de Crohn.

De los cien casos descritos con esta mutación, una veintena se halló entre prostitutas africanas de los suburbios de Nairobi. Los cientí¬ficos hallaron en estas mujeres una mutación genética por la que les falta la proteí¬na receptor CCR5, que hace que los VIH que son "trópicos CCR5" se peguen a los linfocitos CD4. Para saber si esta ha sido la vía de entrada hay que hacerse un test.

El resultado de los estudios, a parte de demostrar que la exposición continuada y sin protección a individuos seropositivos parece proteger a las prostitutas, no ha ido más allá de un nuevo fármaco (Maraviroc) sintetizado por los laboratorios Pfizer (EEUU) en 2007. 

Al mismo tiempo se consiguió la seronegativización de Timothy Brown, un norteamericano residente en Berlín que necesitaba un trasplante de médula para curar su leucemia. Por ser HIV+ sus médicos buscaron un donante de médula con una mutación CCR5 delta32. En 2010 se le dio como curado pero este tratamiento no puede estandarizarse puesto que encontrar un donante de médula tiene una posibilidad de una entre 30 millones, que además tenga la mutación CCR5 delta32 (0,5% de la población) nos pone en una entre 2.000 millones, y encima el trasplante es peligroso. Muere hasta un tercio de los que se someten a él.

Si en los inmunes no está el remedio, ¿cuál es el problema? ¿Incapacidad técnica de convertir estos hallazgos en armas terapéuticas? ¿En la falta de voluntad para hacerlo? ¿o en que el VIH por sí solo no explica la enfermedad y se está errando la diana?

Frenazo a la cura

Uno de los ejemplos más expresivos sobre el freno impuesto por  la hegemonía de las farmacéuticas sobre la investigación del SIDA es el de las estatinas. Es una familia de fármacos usado por millones de personas en todo el mundo para disminuir los niveles de colesterol en sangre.  En 2004, investigaciones encabezadas por el propio presidente del CSIC, Carlos Martínez Alonso, demostraron que son capaces de actuar como anti-retrovirales. Seis pacientes seropositivos con los que se probaron las estatinas durante un mes vieron reducidas sus cargas de virus en proporciones similares a las que se logran con antirretrovirales.

Posteriores estudios han corroborado los resultados del equipo español, en el sentido de que las estatinas reducen el colesterol de las células, imprescindible para la entrada y salida del virus de ellas a través de vesículas. También influyen en la expresión de receptores como el ya mencionado CCR5. Y, además,  otro hallazgo inesperado del experimento es que actúan sobre el esqueleto celular (el andamiaje) bloqueando una proteína llamada Rho, fundamental para que el virus entre y salga de los linfocitos. 

Este trabajo español abría una revolucionaria posibilidad de sustituir los peligrosos y caros anti-retrovirales por moléculas mucho más baratas, más sencillas, menos tóxicas, y que además no provocan fármaco resistencia. Efectivamente, se trata de moléculas cuya patente ha expirado ya en muchos casos, cuyos estudios de toxicidad están ya hechos, se lleva década y media usándolos y actúan exclusivamente sobre la célula humana y no atacando al VIH, como hacen los antirretrovirales, con lo que no provocan resistencia. Se lleva años hablando de que hacen falta ensayos clínicos con grupos grandes de seropositivos para demostrar su efectividad. Sin embargo, estos ensayos no han llegado ¡nueve años después!  

La dirección del CSIC aseguró estar realizando gestiones para realizar una segunda etapa de investigación en Africa, el continente más afectado por la epidemia. Pero en 2008 Carlos Martínez fue nombrado secretario de estado de investigación del gobierno de Zapatero  y nunca más se supo. 

El efecto de las estatinas ha caído en un pozo de contradicciones. Un ensayo con estatinas hecho por los Institutos Nacionales de Salud (NHI) de EEUU en 2011 sobre una veintena de seropositivos niega efecto alguno sobre el virus aunque reconoce que ¡no estaba diseñado para probar los beneficios clínicos de las estatinas!, e instan una vez más a la realización de otros ensayos de mayor tamaño y períodos de seguimiento más prolongados para investigar los beneficios de la terapia con este fármaco. Lo único que reconocen los americanos es el efecto antiinflamatorio de las estatinas (la inflamación causada por el sistema inmunitario se relaciona con el avance del VIH y con la muerte) por lo que la vía de investigación principal apunta a su uso junto a las caras y agresivas terapias ya institucionalizadas por sus gigantes farmacéuticos.

Anónimo 30-11--0001 00:00

Hola, Evelin Manson, por su nombre, estoy dando testimonio sobre el Dr. Ken Gran herbolario, que tiene la cura para todas las enfermedades, que me curó VIH, aunque he pasado por el sitio web diferente vio Diferentes historias sobre diferentes herbolarios que era como, "muchas personas El VIH tiene la cura por qué la gente sigue sufriendo sus consecuencias " Lo pensé, luego entré en contacto con el correo electrónico del Dr. Ken Correo, creo que no mucho, sólo querí­a darle una oportunidad, respondió a mi Correo y necesito algo de información para mí­, luego envié, estaba preparado Curado y enviado a mí­ a través de mensajerí­a UPS, me dijeron que tomarí­a 3-4 dí­as Antes de recibir el paquete, 3 dí­as después recibí­ el paquete y comencé Tome medicamentos recetados para él después de 7 dí­as de tomar la Medicación, fui a una prueba, que se hizo la prueba negativa del VIH. Agradezco a mi Dios fiel. Si usted está en necesidad de ser curado, por favor Contacto Dr. Ken en el num qué es .app, o llame 2347039225049, Enví­elo por correo electrónico, dr.kenherbalcure@gmail.com