SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

El Imparcial
El recorte fundamental en las pensiones se producirá cuando acabe el ciclo electoral
Por Daniel Villagrasa [publicado el 30-03-2015]
El debate sobre la sostenibilidad del sistema público de pensiones está en la calle. Este jueves, la Mesa Estatal pro Referéndum de las Pensiones entregaba medio millón de firmas a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, para promover un debate que desemboque en el blindaje del sistema en la Constitución. EL IMPARCIAL ha charlado con la plataforma para conocer el detalle de sus postulados.


Mes a mes, el gasto en pensiones del Estado toca techo –en marzo subió un 3% hasta los 8.183,5 millones de euros-, al tiempo que es cada vez más recurrente acudir a la ‘hucha de las pensiones’ para pagarlas: el Fondo de Reserva de la Seguridad Social se ha reducido en más de 25.181 millones en los últimos cuatro años. Las previsiones de algunos economistas, en este coyuntura, son sombrías: opinan que dada la evolución demográfica de la población española, el sistema público de pensiones, tal y como está planteado en la actualidad, es insostenible.

En este contexto, surge una plataforma, la Mesa Estatal pro Referéndum de las Pensiones (MERP), que ya cuenta con dos años de vida, y cuya objetivo es promover un referéndum para blindar el sistema público de pensiones en la Constitución.

“La característica que tiene esta plataforma es que nos hemos unido sin distinción de ideologías ni de siglas partidistas. Hay organizaciones, partidos, sindicatos, onegés, organizaciones de la Iglesia católica, organizaciones de otros credos, de todo el espectro ideológico”, explica a este diario un miembro de la comisión de enlace de la plataforma, que insiste en no aparecer con su nombre, debido al funcionamiento de la organización, que prefiere no tener portavoces con el fin de subrayar la unidad de sus distintas asociaciones que la integran.

En los últimos años, y en medio de una gran crisis para la economía española, los Gobiernos han emprendido dos reformas del sistema de pensiones. La primera, durante los últimos meses del Ejecutivo de Zapatero, y cuando parecía claro que no tenía grandes esperanzas de ganar las elecciones, tenía como objetivo el retraso progresivo de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años.

Además, dentro de ese ‘traspaso de las líneas rojas’ de la política social de su Gobierno, presionado por instancias internacionales, el anterior presidente recortó el poder adquisitivo de las pensiones al congelarlas en 2010.

La segunda reforma del sistema que se ha abordado recientemente tuvo lugar durante la presente legislatura y tenía como objetivo desindexar la revalorización de las pensiones del IPC. Desde la plataforma, consideran que, con la voluntad de hacer sostenibles las pensiones públicas, lo que se ha hecho es degradarlas y crear las condiciones para justificar su privatización. “Nuestros país es un mercado prácticamente virgen para los fondos privados de pensiones en comparación con otros países como Holanda, donde hay un 85% del PIB en estos fondos. En España no llegan ni al 15%”.

Además, afirman, se ha reducido el poder adquisitivo de los pensiones: “Es grave, no sólo por los pensionistas en sí mismos, sino porque los pensionistas han sido y están siendo un colchón de las familias”, explican desde la MERP. Se refieren al fenómeno que se ha dado durante la crisis cuando los mayores llegaron a sustentar al 27% de los hogares españoles.

Además se muestran convencidos de que “el monto fundamental del recorte a las pensiones se va a producir en 2016 y 2017, cuando acabe todo el ciclo electoral”. Se basan en las previsiones del propio Gobierno en su protocolo para la reducción del déficit público al que se ha comprometido con Bruselas.

“Caminamos hacia que el sistema de pensiones se convierta en una especie de sistema asistencial, en una especie de servicio de caridad, en el que cualquiera que quiera una pensión digna tenga que recurrir a los fondos privados de pensiones”, alertan.

El coste político de recortar las pensiones es grande. En este punto suelen coincidir los analistas. Y, conforme avance el tiempo y la población envejezca lo será más, ya que más votantes estarán jubilados o próximos a jubilarse. Estamos en año electoral, y las pensiones pueden ser un punto importante del argumentario de los partidos para captar votos.

Desde la MERP aseguran que “la plataforma no entra ni se mezcla en los procesos electorales. Permanecemos absolutamente al margen. Independientemente de las posiciones electorales y políticas que cada organización”.

Pero, fuera del guirigay político, algunos economistas se han mostrado muy pesimistas con las pensiones públicas. Los postulados que suelen saltar a la palestra son dos: se cobrarán pensiones más modestas y se alargara la vida laboral de los individuos. En la MERP discrepan de estas afirmaciones: “Rechazamos la idea de que las pensiones son insostenibles y creemos que hablar de que las pensiones son insostenibles sirve para justificar el proceso creciente de degradación de las pensiones que se viene produciendo”.

Además, su perfil no es técnico, explican a este diario: “No somos economistas, no pretendemos ser técnicos, ya que lo que fomentamos es el debate. Al mismo tiempo, hay economistas en la plataforma y muchas de las organizaciones que forman parte de la plataforma tienen especialistas y una larga trayectoria de conocimiento técnico sobre las pensiones”. Recuerdan, además, que los vaticinios agoreros no son nuevos: “Es un proceso que se viene produciendo ya hace años y que cada vez que surgen las voces que ponen en cuestión el sistema de pensiones y le ponen un plazo a partir del cual se vuelve insostenible, al cumplirse ese plazo el sistema de pensiones ha seguido con fantástica salud”.

De esta manera, sin perfil técnico ni electoralista, la plataforma ha encontrado su propio camino para elevar su proyecto a las altas instancias del Estado: “Llevamos ya medio millón de firmas de apoyo y se las hemos entregado a la Defensora del Pueblo –Soledad Becerril- que es a quien consideramos nuestra interlocutora para hacer llegar nuestras exigencias al Congreso de los Diputados y al Senado”. La plataforma se ha reunido en tres ocasiones con la Defensoría del Pueblo, y ha iniciado una ronda de contactos con los diferentes grupos parlamentarios en el Congreso, además de una ronda autonómica.

“Estamos teniendo muy buena acogida”, explican, “en primer lugar porque estamos hablando de que hay muchas formas de concebir el sistema público de pensiones. De hecho, las hay entre las propias organizaciones de la plataforma. Todos estamos de acuerdo en la premisa de que no es cierto que las pensiones públicas sean insostenibles, y en que se están degradando”.

¿EL próximo paso? Comparecer ante la Comisión del Pacto de Toledo para exponer las reivindicaciones de la plataforma. “Esperamos encontrar una respuesta en la misma línea que las que hasta ahora hemos encontrado por parte de todos los grupos parlamentarios y es un apoyo a ese espíritu de querer blindar las pensiones en la Constitución”.

“Sabemos que esto es un camino largo”, afirman a este diario, “pero creemos que vamos a encontrar sintonía y simpatía con la que poder avanzar”.

Público
Javier Couso: "Venezuela no es una dictadura y quien lo diga está mintiendo"
Por SERGIO LEÓN [publicado el 30-03-2015]

Acaba de llegar de una gira por América Latina de cerca de mes y medio. Javier Couso (Ferrol, 1968) ha visitado diferentes países como Cuba, Colombia, México. El Salvador o Venezuela. Como eurodiputado por Izquierda Unida y vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo quería conocer de primera mano "el giro geopolítico que han dado a la región los Gobiernos progresistas".

"Antes mandaba la Organización de los Estados Americanos (OEA), Latinoamérica era prácticamente el patio trasero de Estados Unidos. Ahora hay una serie de organismos y que han dado a Latinoamérica una cierta independencia, como el ALBA, UNASUR o la CELAC", comenta.

¿Cómo fue posible ese cambio? "Curioso que, a pesar de cómo se le presenta en los grandes medios de comunicación españoles, una persona, Hugo Chávez, consiguió aglutinar a todos los países a excepción de Canadá y EEUU", defiende el eurodiputado.

La conversación telefónica gira, inevitablemente, sobre Venezuela, el "pivote estratégico" de la región. Sin embargo, Couso, sin querer centrarse en un país en concreto, destaca Cuba como una de las visitas más fructíferas, sobre todo por el cambio en las relaciones entre La Habana y Washington: "Las leyes del bloqueo son leyes extraterritoriales que no casan con el derecho internacional. Lo mejor para la región sería que Cuba salga de esa excepcionalidad a la que está sometida y que no entendemos".

La Unión Europea, aunque ahora esté en medio de nuevas negociaciones, sigue imponiendo una posición común que bloquea todas las relaciones con Cuba. ¿Algún otro país latinoamericano corre peligro de ser sometido a una política similar?


Por desgracia la posición común la impulsó un presidente de nuestro país, José María Aznar. No entendemos el seguidismo de la UE a esa excepcionalidad que impuso EEUU a Cuba, ese servilismo absoluto hacia la política estadounidense. Ahora, con las negociaciones entre Washington y La Habana, la UE se ha quedado con un pie cambiado. La UE acelera al paso que marca EEUU, que no ha entendido el cambio que ha habido en lo que ellos consideraban su patio trasero y que ahora pretende recuperar atacando a Venezuela, el pivote estratégico de la región.

Nos ha sorprendido la agresividad que han mostrado los diputados del PP, seguidos por los del PSOE. En vez de templar y seguir la dirección que marca UNASUR, cuyo presidente, Ernesto Samper, no es de izquierdas, para bajar el tono y evitar manifestaciones que causen muertos, se han dedicado a hacer justo lo contrario, a demonizar Venezuela y a convertir al país en una noticia prácticamente local y, además, sin ningún tipo de rigor.

En alguna de sus intervenciones ha definido a países como México, Colombia o Israel como los "niños mimados" de la UE

Hay una vara de medir diferente para según quien. En los acuerdos comerciales o los acuerdos bilaterales que firma la UE, su articulado número dice que estos tratados se sustentan al cumplimiento de los derechos humanos. Nos parece insultante porque eso es jugar con los derechos humanos: o se cumplen para todos o no se cumplen para ninguno.

¿Considera que existe una campaña, tanto a nivel nacional como internacional, para tratar de desestabilizar al Gobierno de Maduro?


Sí, absolutamente. Está claro que hay un intento de desestabilización. Comparto la visión de las organizaciones como UNASUR, que ha dado validez a las pruebas recabadas por el Gobierno venezolano sobre los planes desbaratados de golpe de Estado. No entiendo que luego aquí seamos más papistas que el Papa. Yo recibo amenazas continuamente por mis intervenciones, que no tratan de ser ideológicas, sino de hacer llamamientos al diálogo. No se puede entender que partidos que se hacen llamar de centroderecha o centroizquierda, como puede ser la socialdemocracia, apoyen a sectores violentos.

En la última cumbre de la EuroLat (la Asamblea Parlamentaria Europea-Latinoamericana) vimos una diferencia abismal entre los diputados europeos y los latinoamericanos que, ya fueran de formaciones de izquierda o de derecha, entendían que la época de la violencia en América Latina ya ha pasado, una violencia que también incluye golpes de Estado. Venezuela no es una dictadura y quien lo diga está mintiendo, no participemos en llevar a una guerra civil a un país que también es hermano y que es parte de nuestra cultura y de nuestra historia.

¿Felipe González, tras anunciar que iba a formar parte de la defensa de los opositores presos Leopoldo López y Antonio Ledezma, forma parte también de esa campaña?

Sí. No me extraña nada. Felipe González era íntimo amigo del expresidente venezolano Carlos Andrés Pérez, que provocó el mayor desastre de Venezuela, el ‘paquetazo’ del FMI. Luego llegó el 'Caracazo', la revuelta que dejó entre 3.000 y 10.000 muertos, según el baile de cifras. El Ejército salió a reprimir las protestas con armas de fuego e incluso hubo desapariciones forzadas. Felipe González trata de trabajar para sus amigos y no me extraña que esté devolviendo antiguos favores que le dieron cuando se inició en política.

Me parece que es un cínico. No sé si lo hace por dinero o por convicción. Como abogado puede hacer lo que quiera, pero sus relaciones con determinados multimillonarios como Carlos Slim o con el rey de Marruecos determinan mucho su moralidad. Ayudó a privatizar empresas cuando era presidente del Gobierno, ha contribuido a entregar lo que era de todos a empresas privadas con las que luego ha trabajado. Por lo tanto no me merece ningún respeto.

¿Han encontrado evidencias de intentos de golpes de Estado en Venezuela?

Sí. Hemos visto indicios. Aquí no se publica, pero allí sí. No en todas las televisiones, porque es mentira que todas las televisiones sean del Gobierno, pero hay grabaciones, ya no de este último plan, sino también del anterior, con conversaciones entre mandos del Ejército, políticos y periodistas sobre cómo se iba a dar el golpe de Estado y los objetivos que se querían conseguir.

¿Es la oposición venezolana la culpable de la polarización del país?


Absolutamente. La oposición de ahora y la de antes. En Venezuela no hay espacio para el diálogo porque hay una oposición que siempre ha apostado, desde el año 2002, por el desplazamiento ilegal del poder. No ha habido una oposición serena ni democrática que haya aceptado que los venezolanos hayan querido dar el poder primero a Hugo Chávez y luego a Maduro. Es como si ahora en Andalucía, donde lleva gobernando el PSOE desde hace más de 30 años, se diga que es una dictadura. Imagínese manifestaciones en Sevilla o en Málaga con barricadas, con gente armada y que cuelga cables para que los motoristas sean degollados… pues no lo aceptaríamos.

La derecha venezolana o la socialdemocracia de Carlos Andrés Pérez, que gobernó con los grandes poderes económicos, estaba acostumbrada a gobernar para un 20% de la población mientras el restante 80% estaba desaparecido. Han cambiado las tornas y, desde luego, no es perfecto, pero eso no quita que haya que derrocar un Gobierno por las buenas. Y si lo quieren hacer, que sea a través de las urnas. En España estamos denunciados por el relator de las torturas de la ONU, entonces, ¿eso invalida a todo el Gobierno? No. Hay que perseguir a los funcionaros públicos que torturen, pero eso no quiere decir que todos los funcionarios lo hagan. Lo mismo para Venezuela.

¿Defiende entonces las detenciones de los líderes opositores tan criticadas?


Defiendo que hay que mostrar un respeto absoluto al ordenamiento jurídico venezolano y que los detenidos, por supuesto, gocen de todas las garantías judiciales y derechos humanos. Las detenciones de Leopoldo López o Antonio Ledezma no las ordenó Maduro, sino un fiscal. Las críticas entran dentro de una campaña propagandística para menoscabar la credibilidad de un país.

Diferentes informes de organizaciones de Amnistía Internacional o Human Rights Watch centran sus denuncian, sobre todo, en los abusos del Gobierno

Me parecen que en este caso son bastante partidistas. El caso de Periodistas Sin Fronteras es elocuente. La parcialidad de HRW está absolutamente comprobada, sólo hay que ver cómo miran a Israel en comparación a cómo miran a Venezuela. No digo que todos los activistas ni que toda la gente que participa en estas organizaciones sea así, pero creo que en la parte de arriba hay intención y mucha versión parcial.

¿Cree que el decreto de Barack Obama que declara a Venezuela como una amenaza a la seguridad de EEUU es una injerencia?

Para mí absolutamente. Que la mayor potencia global y militar declare que eres una amenaza es para echarse a temblar. Claro que es una injerencia porque ese decreto mueve políticamente. Creo que hay motivos espurios por detrás para reclamar democracia y cambio de poder en Venezuela y no solicitarlo en Colombia o en México, donde existe la narcopolítica o el paramilitarismo y donde se asesinan a activistas, sindicalistas o periodistas.

EEUU está librando una nueva guerra global para no perder poder ante los BRIC (Brasil, Rusia, China e India). EEUU no admite el mundo multipolar que deseamos cualquier persona que defendemos la democracia no solo en nuestro país sino también en el ámbito de las relaciones internacionales.

Ese giro geopolítico que comentaba que ha dado América Latina, ¿aún tiene recorrido o, por el contrario, tiene fecha de caducidad?

Espero que el giro democrático sea irreversible y que se dejen de tumbar Gobiernos, aunque lo están teniendo muy difícil. Yo no me imagino tener que gobernar con esas presiones financieras, la presión absoluta de los grandes medios de comunicación. Ha habido intentos de golpe de Estado contra Rafael Correa, contra Evo Morales, se intenta desestabilizar Brasil, cuando hay elecciones en el Parlamento Europeo se reactivan las campañas contra Venezuela. Me entrevisté con Philip Agee, agente de la CIA que participó en golpes de Estado y uno de los primeros en criticar a la agencia, y me contaba que se estaban empleando los mismos métodos que, por ejemplo, se utilizaron contra Salvador Allende. No se trata de una defensa ideológica, sino de denunciar que cuando la izquierda gana en determinados países se intenta derrocarla. Sería un horror que América Latina volviera a convertirse en ese chorreo de sangre al que estábamos acostumbrados a leer y a ver.

Público
Errejón ve “posibilidades de entenderse con el PSOE, cuya mayoría ha sido muy clara”
Por Ana Isabel Cerro [publicado el 30-03-2015]

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, cree que las elecciones en Andalucía han dado “una mayoría clara” al Partido Socialista, pero no “la mayoría absoluta” que pretendía Susana Díaz al adelantar las elecciones. En una entrevista en el programa La Sexta Noche, este sábado, el dirigente de Podemos dejó abierta la posibilidad de acuerdo con el PSOE para la investidura de Susana Díaz.

El punto de vista de dirigente de Podemos no está muy lejano del manifestado por fuentes socialistas tras la reunión de Díaz con la candidata de Podemos, para las cuales este había sido el único partido que había planteado cuestiones concretas que podían ser negociadas por las dos partes.

En opinión de Errejón “cuando los ciudadanos no otorgan una mayoría absoluta, solicitan que se abra el diálogo y el entendimiento”, por ello no descarta en absoluto que haya posibilidades de entenderse con el PSOE en Andalucía.

En esa negociación con los socialistas, Podemos “no va a hablar de reparto de cargos”, sino de las tres ideas que Teresa Rodríguez, su candidata, ya ha puesto sobre la mesa de negociación con la fuerza más votada: que la Junta no tenga cuentas corrientes con los bancos que ejecuten desahucios e incumplan los mínimos internacionales en esta materia; que se reduzcan asesores y altos cargos para volver a contratar interinos en sanidad y educación; y que los partidos se hagan responsables del dinero que haya podido detraer de los fondos públicos para su beneficio.

¿Son esos tres puntos condiciones irrenunciables? Errejón lo dejó claro: “No son condiciones, son elementos para poder hablar”. Si hay acuerdo para la investidura, y en ningún caso para gobernar, es porque Podemos “estaría posibilitando un gobierno de un partido que tiene el voto claramente mayoritario de los andaluces”. Para eso, recalcó, no haría falta consultar a las bases del partido.

Para Errejón las elecciones del 22-M son “un fotograma de la película del cambio”. Es la imagen que también utilizó en la noche electoral la candiata Teresa Rodríguez, cuya campaña elogió sin reservas

El País
Un gran competidor
Por Editorial [publicado el 30-03-2015]

Mañana debe saberse cuántos países se apuntarán a formar parte del capital del nuevo Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII), impulsado por China. En todo caso serán más de treinta, y entre ellos figurarán todos los grandes Estados europeos: Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España.

El proyecto pretende erigirse en pieza alternativa a las instituciones de Bretton Woods, hegemonizadas por su principal contribuyente, EE UU, en donde los republicanos presionan para que no aumente la presencia de los países emergentes, tal como está previsto desde hace tiempo, en los órganos de gestión de esas entidades. Y más concretamente se presenta como la contrafigura regional de una de ellas, precisamente la menos polémica, el Banco Mundial, que muestra carencias en la financiación del desarrollo.

El banco en ciernes tiene una evidente faceta política, como reconoció el Tesoro norteamericano al subrayar que el bloqueo conservador “amenaza” la influencia internacional de la superpotencia. Y, de hecho, aunque intentó frenar el entusiasmo de algunos de sus aliados (como Reino Unido, su sostén geoestratégico por antonomasia) por encaminarse a Pekín, apenas ha podido alegar en su contra la probable debilidad de los esquemas de funcionamiento del BAII y la previsible laxitud de sus criterios financieros en la concesión de créditos: argumentos que han parecido menores ante la oportunidad de negocio.

Las cifras que se manejan para la próxima institución son relevantes. Se dotará de un capital en todo caso superior a los 50.000 millones de dólares, y quizá se acerque a los 100.000. Las necesidades de financiación de la región asiática para la próxima década se cuantifican en dos billones de dólares solo para mantener el actual ritmo de crecimiento y de hasta ocho billones para financiar las infraestructuras inmediatamente necesarias.

No está asegurado el éxito del nuevo ente como alternativa global, dadas las asimetrías económicas, sociales y políticas de sus socios iniciales, y el poder aún relativo de su principal impulsor. Pero está claro que, tras la creación del Nuevo Banco de Desarrollo fundado por los países del grupo BRIC en julio pasado (con sede en Shanghái), la presión para que Washington abra la mano a la reforma de los organismos de Bretton Woods empieza a hacerse irresistible. Cuando no se integra la novedad, esta suele acabar engullendo lo establecido.

El Confidencial
Avalancha de fondos buitre para comprar la cartera de deuda hotelera de Bankia
Por Ruth Ugalde [publicado el 30-03-2015]

Medio centenar de hoteles. Este es el premio que se llevará el vencedor del concurso abierto por Bankia para adjudicar una cartera de créditos ligados a establecimientos de toda la geografía española y valorada en 400 millones de euros. La operación, segunda parte del proyecto Amazona, ha despertado un gran apetito entre los fondos internacionales que han desembarcado con fuerza en España, hasta el punto de que más de una docena de vehículos ha realizado propuestas no vinculantes.

Este fuerte apetito ha llevado a la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri a hacer una primera selección, conocida en la jerga del sector como shortlist o lista corta, de seis candidatos a los que pedirá mejorar sus propuestas. La idea del banco es tener cerrado un acuerdo entre el segundo y el tercer trimestre de este ejercicio.

Fuentes del mercado aseguran que en esta segunda ronda algunos de los fondos que se queden fuera unirán fuerzas con los elegidos para mejorar sus propuestas y, posteriormente, repartirse los activos que tengan interés para cada vehículo, ya que las dimensiones de la cartera en venta permiten diseñar varias jugadas.

Entre las firmas que se han interesado por este concurso, según fuentes conocedoras, figuran Starwood, que podría terminar uniendo fuerzas con Sankaty, alianza que ya les permitió hacerse con el primer lote de Amazona. También destaca el interés de Cerberus, Fortress y Apollo, tres de las firmas internacionales que más activas se han mostrado en los últimos tiempos en España.

Los 49 hoteles ligados a los créditos que ha sacado al mercado Bankia suman 8.500 camas que, en conjunto, permiten configurar la décima cadena del país por este concepto. El mercado hotelero nacional, que se encuentra en plena consolidación, destaca por estar muy fragmentado, con muchos jugadores y pequeñas cuotas de mercado en general.

Para hacerse una idea de las dimensiones del sector, el líder en España, NH Hoteles, cuenta con cerca de 18.000 camas en nuestro país, mientras que Barceló ronda las 13.000, según fuentes del mercado.

Hoteles de costa

El 70% de los establecimientos que entran en la operación son de segmento vacacional, mientras que apenas un 30% son urbanos. Además, el grueso de estos hoteles (75%) está ubicado en Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares, en su práctica totalidad establecimientos de tres y cuatro estrellas, aunque también hay alguno de cinco.

La idea con la que Bankia ha abierto este proceso es que el vencedor pueda crear una gran cadena sólo con esta compra, objetivo que, no obstante, le exigirá llegar a acuerdos con los actuales propietarios de los establecimientos. Lo que la entidad saca al mercado son créditos que tienen como colateral los hoteles y, en algunos casos, la gestión de los mismos.

Sin embargo, el fuerte apetito que existe entre las firmas extranjeras por el sector hotelero nacional ha hecho que concurran en masa con sus propios proyectos, que en algunos casos contemplan repartirse los activos a cambio de sumar fuerzas para alzarse con el triunfo final.

De Verdad digital
Diario independiente